Medidas para reconstruir el sistema financiero

El Consejo de Ministros ha aprobado el real decreto ley, en el cual se especifican ciertas medidas para restaurar el sistema financiero. Se implementarán los Sistemas Institucionales de Protección (SIP).

Varios organismos, entre ellos, el Banco de España e incluso el Gobierno, han estado informando a las diferentes entidades que no deben retrasar el nuevo marco financiero nacional, para lograr armar una estrategia y así recomponer el sector.

La Confederación Española de Cajas de Ahorro ha demostrado interés en el SIP

Uno de los temas que se ha analizado y buscado la mejor solución, es el de las “fusiones frías” entre cajas de ahorro. De lo cual, a través del nuevo decreto, se ha establecido que durarán diez años como mínimo.

El objetivo del Gobierno, como de las demás entidades, es implementar medidas que aceleren el proceso de reestructuración del sistema financiero. De esta forma, el Consejo de Ministros ha aprobado el real decreto ley, en el cual se especifican ciertas medidas financieras.

Como punto principal, se establece que debe haber una entidad central que determine “con carácter vinculante sus políticas y estrategias de negocio”, y será la responsable de cumplir las exigencias regulatorias de los Sistemas Institucionales de Protección (SIP).


Con las “fusiones frías” de cajas a través del SIP, se tendrá una regulación, y así se conseguirá una mayor seguridad jurídica. En lo cual, la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), ha demostrado mucho interés.

Es necesario que haya “un compromiso mutuo de solvencia y liquidez entre las entidades integrantes del sistema”, por lo que los socios de una SIP tendrán que permanecer como mínimo diez años en ella.

Para retirarse de la sociedad, deberán avisar con dos años de anticipación, siempre y cuando hayan pasado los diez años.

Además, deberán destinar a la sociedad cabecera sus propios recursos como sus beneficios y resultados, otorgándole un 40% de cada uno.

Otro punto relevante, es que el acuerdo que se firme entre las entidades tiene que contar con un sistema de penalizaciones por baja, con el objetivo de fortificar la permanencia y la estabilidad de las entidades dentro del Sistema Institucional de Protección.

De todas formas, el contrato que firmen las entidades para ser socios en una SIP, no necesariamente tiene que ir al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), pero sí se adherirán al Fondo de Garantías de Depósitos de las cajas.

También, los socios deberán solicitar un informe de neutralidad fiscal ante el Banco de España, quien será el mediador para que la sección de Tributos del Ministerio de Economía lo realice.

Foto: clubgestionriesgos.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...