Voluntariado, la virtud de ofrecer sin pedir nada a cambio

La decisión de ser voluntario es un acto de responsabilidad y concienciación. Existen diferentes ámbitos de actuación como la cooperación internacional, la educación, la cultura, la sanidad o los derechos humanos. Elige el tuyo y trabaja de voluntario este verano.

Hacer reír es uno de los objetivos de los voluntarios

La decisión de ser voluntario es un acto de responsabilidad y concienciación. Es ver más allá de los edificios y parques que componen nuestra bonita ciudad y darse cuenta de los problemas de los demás. Darse cuenta de que en el parque florecido por el que paseamos duermen personas todas las noches, que en el supermercado donde vamos a comprar cada semana hay una mujer pidiendo dinero, darse cuenta de que más allá de la vida más o menos cómoda que llevamos hay personas que no lo pasan bien. Más allá de nuestra ciudad y optando por una visión más global, ser voluntario es darse cuenta de la realidad que divide el mundo en países pobres y ricos, es darse cuenta de que sólo con la ayuda de los que están a un lado de la línea divisoria los que están al otro lado podrán cruzar.

Pero una sola persona no puede con todo, por eso las diferentes organizaciones se dividen el trabajo y se centran en un sector o comunidad determinado. Así, tenemos organizaciones que ayudan a los más necesitados de nuestro barrio, que recogen ropa y alimentos, y también asociaciones de profesionales decididos a ofrecer su trabajo a cambio de una palabra de agradecimiento, como Médicos sin fronteras u organizaciones que velan para que se cumplan los derechos humanos.

De esta forma, podríamos establecer una división parecida a esta:
Social: Voluntarios que trabajan a favor de las personas o colectivos socialmente excluidos, en la lucha contra la pobreza.
Cultural: Personas que llevan a cabo trabajos de recuperación y conservación de la identidad cultural, así como de los bienes que se poseen.
Educativo: En este punto encontramos la base para el desarrollo. La alfabetización y educación tanto de personas adultas como de los niños es el trabajo de muchos voluntarios.
Medioambiente: La concienciación medioambiental es básica para la supervivencia.
Salud: Voluntarios que velan para informar y a la vez ayudar a los colectivos en riesgo.
Participación ciudadana y civismo: Voluntarios que trabajan para fortalecer el tejido asociativo.
Derechos Humanos: Velar para que estos derechos se cumplan es vital y es la tarea de un gran número de voluntarios.
Cooperación Internacional: Promoción y desarrollo de proyectos de cooperación internacional.

Y así, una larga lista de sectores y ámbitos de actuación entre los que también encontramos emergencia y socorro, desarrollo socio-económico, tiempo libre o comercio justo.

Si estás interesado en hacerte voluntario sólo tienes que ponerte en contacto con organizaciones como hazloposible o voluntariado.net y elegir tu ámbito de actuación. También hay listas disponibles en Internet que te mostraran los proyectos y puestos disponibles para trabajar. Ahora que se acerca el verano y coincidiendo con que el 2011 es el año del voluntariado, aprovecha tus meses de descanso para ayudar a los demás ¡No te arrepentirás!

Foto: Guevonaso 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...