Víctimas del terrorismo

En el momento en el que unos terroristas deciden matar a una persona o a un grupo de personas, todo su entorno, sus familiares, sus amigos, sus conocidos e incluso sus vecinos cambian su forma de vivir y de ver las cosas. Esto es porque un acto tan cruel y sin sentido como es el quitar la vida a una persona inocente no tiene explicación ni justificación. La sensación de miedo, de inseguridad y de injusticia prevalece y tarda mucho tiempo en desaparecer. Los familiares de las víctimas vivirán con esa sensación toda su vida, ya que la muerte no tiene retorno. El único consuelo que le puede quedar a una familia rota por un acto de terrorismo es la certeza de que las personas que han perpetrado el atentado vayan a la cárcel y paguen por lo que han hecho y evitar que puedan hacerlo de nuevo.

En recuerdo a las víctimas del atentado 11M en Madrid

Pero analizando un poco lo que significa ser víctima de terrorismo, podríamos decir que a la definición de víctima (una persona que ha sufrido daños por parte de otra de manera injustificada) se le añade la definición de terrorismo, cuya finalidad es la de chantajear a un Estado a realizar cambios políticos o de ideas matando o amenazando a la población civil, es decir a inocentes.  El terrorismo lo puede llevar a cabo una sola persona o un grupo bien organizado, con mucho más poder para hacer daño.

¿Cuál es el perfil para ser víctima de terrorismo? Podemos observar a lo largo de los últimos años que ha habido ataques terroristas como el del 11 de septiembre en Nueva York, el del 11 de marzo en Madrid, en Londres el 7 de julio del 2005, en Egipto el 24 de julio del 2005, etc. En estos atentados han muerto muchas personas inocentes y se han producido guerras y muchas muertes posteriores a estos atentados como represalia de los mismos. Pero no siempre son grupos de personas inocentes las que pagan por estos actos crueles, muchas veces los actos terroristas van dirigidos a una sola persona, que normalmente puede ser una persona que políticamente no piense como ellos, que  defienda la democracia o que denuncie sus actos y sea, por lo tanto, objetivo de atentado terrorista. En este grupo de personas están los políticos, los jueces, los maestros, los periodistas, etc.

Un ataque o atentado terrorista es y será siempre un acto que perturba la normal convivencia entre las personas. Una víctima de terrorismo lo será el resto de su vida y no hay que olvidar que son personas totalmente inocentes. Como sociedad nos toca ayudar a estas víctimas a que superen en la medida de lo posible esta situación y a los Estados les toca evitar con la mayor eficacia posible que se cometan.

Foto por gregoriocl en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...