Un 24% de los niños vive bajo el umbral de la pobreza en España

España ratificó en 1990 todo lo acordado en la Convención de los Derechos del Niño, un tratado vinculante de las Naciones Unidas que le obliga cada cierto tiempo a enviar informes sobre la situación actual a la organización. También Naciones Unidas vela por el cumplimiento de la CDN pasando revisión de vez en cuando, porque es muy fácil omitir datos cuando uno se autoexamina. En ese sentido, los resultados del último informe no han sido tan positivos como cabía esperar de un país del primer mundo.

Proteger a los niños es nuestro deber

Antes de nada, pongamos al lector en antecedentes. La Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) es un tratado de las Naciones Unidas y la primera ley internacional «jurídicamente vinculante» sobre los derechos del niño y la niña. Dicho de otro modo: todos los Estados que la han ratificado están obligados a cumplirla. Esta Convención reúne en 54 artículos los principales derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de los menores de 18 años del mundo entero. Una forma de garantizar su bienestar, su pleno desarrollo, su supervivencia y, como consecuencia, el progreso de toda la sociedad.

España ratificó la CDN en 1990, siendo uno de los primeros países en hacerlo. Sus principios se reconocen en la Constitución Española y han supuesto grandes cambios en muchas leyes sobre la infancia promulgadas o modificadas desde entonces. Sin embargo, un reciente informe, realizado con la intención de velar por el cumplimiento de la Convención, da el suspenso a España en varios aspectos. Uno de los más alarmantes es el porcentaje de niñas y niños que viven bajo el umbral de la pobreza: un 24%. El informe reclama que la pobreza infantil sea una prioridad en la agenda política, pues consideran que hay poca coordinación de políticas y estrategias para combatirla.

Otro dato alarmante es el relacionado con el nivel de fracaso y absentismo escolar, uno de los más elevados de Europa. No sorprende, pues se trata de un problema muy asumido en nuestra sociedad. No obstante, parece que nadie toma medidas serias para cambiar las cosas. “El problema son los sucesivos cambios legislativos que se impulsan desde hace 20 años sin coordinación y una distribución desigual de recursos entre las comunidades autónomas», ha declarado Conchi Ballesteros, coordinadora del informe.


Pero estas no son las únicas carencias del Estado Español. En el caso de los menores inmigrantes no acompañados, el hecho de que las competencias se gestionen en el ámbito de cada Comunidad Autónoma provoca un trato diferenciado, además de que el ser niños no siempre pasa por delante de su condición de inmigrantes (tal y como debería suceder y a pesar de haberse avanzado mucho en este aspecto). Otros temas, como el control de los contenidos en los medios de comunicación, la falta de prevención en familias de riesgo o la escasez de ludotecas, también dejan en bastante mal lugar a nuestro país.

También reclama el informe una mayor difusión de la CDN, una cuestión que quizás obligaría a las autoridades a agilizar los resultados. Igual por eso mismo no conviene que sus principios trasciendan. No obstante, de vez en cuando estos datos siguen saltando a algunos medios, aunque minoritarios. Cuando así sea, nosotros seguiremos haciendo difusión.

Fuentes: Periodismo Humano y UNICEF.

Foto: Free Two Happy Girls Holding Hands Walking to School at Sunrise Creative Commons por Pink Sherbet Photography en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...