Si apadrinas a un niño, ayudas a su comunidad

Apadrinar a un niño significa ayudar a toda su comunidad. Muchos piensan que apadrinar significa costear la vida de un pequeño, sin embargo, esto no siempre es así. La mayoría de las colaboraciones consisten en participar en proyectos de desarrollo. Los principales países que demandan esto son Bolivia, Perú, El Salvador, Guatemala, Malí, Nicaragua, Honduras, India o Bangladesh. Puedes informarte en worldivision.es, padrinos.org, intervida.org, apadrinamiento.net, sos-africa.org, entre otras organizaciones

Apadrinar no significa adoptar, pero es una gran ayuda para aquellos que más lo necesitan. En el mundo, únicamente un 20% de la población mundial vive en condiciones óptimas de salud e higiene, el 80% restante, malvive. Además, no son muchos los que reciben una educación. En gran parte, esto se debe a que la escuela, dependiendo de en qué sitios, es todo un privilegio. La gran mayoría de los afectados por las penurias de países subdesarrollados son niños. Apadrinar no es sólo un acto de generosidad, sino también una manera de luchar contra las injusticias sociales.

Apadrinando a un niño, ayudarás a sus amigos también

Muchos pensarán: “no es mi problema que haya países gobernados por genocidas que lo único que piensan es en expoliar las riquezas de sus territorios”; otros, “apadrinando a un niño no acabaré con las injusticias del mundo, además, si apadrino a uno, éste puede dar envidia a los que lo rodean, pudiendo ocasionar conflictos evitables”. Todo esto son excusas para no apadrinar a un niño. Y es que muchas veces, los que más tenemos somos los que menos damos y preferimos fomentar el egoísmo antes que colaborar con una buena causa. Es cierto que no acabaremos con la pobreza en el mundo, también que la solución de verdad debe provenir desde las propias estructuras sociales del país en cuestión. Pero, mientras tanto, ayudar a un niño puede ser un primer paso para que éste pueda desarrollarse como persona. Ah, y no es cierto que al apadrinar a un niño vayas a generar envidias en el resto. Es más, debes saber que tu acto ayudará a toda la comunidad que le rodea. De hecho, normalmente, apadrinar no significa subvencionar la vida de un niño, sino colaborar en los proyectos que beneficien a la comunidad, bien sean estos de carácter humanitario, sanitario o educativo.

Existen muchas organizaciones y países con los que colaborar. En apadrina.net te puedes informar. Además, en Internet también puedes encontrar otras muchas webs: worldivision.es, padrinos.org, intervida.org, apadrinamiento.net, sos-africa.org, globalhumanitaria.org o la de la Fundación Vicente Ferrer. En función de la organización con la que te vincules, tu dinero se destinará a América, Asia o África. Entre los países que más suelen necesitar este tipo de ayuda se encuentran los siguientes: Bolivia, Perú, El Salvador, Guatemala, Malí, Nicaragua, Honduras, India o Bangladesh. Si aún estás dudando en apadrinar a un niño, no te lo pienses más. Sé consciente que con una pequeña aportación económica puedes mejorar la vida de muchas personas.

Foto: bachmont en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...