Programas alternativos de educación temprana para los más pobres

Los niños de escasos recursos económicos no tienen la oportunidad de poder acceder a una educación de calidad, y menos si se encuentran en zonas alejadas. En el Perú existen unos programas alternativos pero que trabajan en la atención temprana, es decir, buscar poder atender a los niños menores de tres años, buscando pode atender sus necesidades básicas y logren un desarrollo integral. Así mismo estos programas son producto del compromiso de las comunidades, donde los padres son parte de este gran desafío educativo y en donde han comprendido que sus hijos los necesitan.

Hoy en día  en América Latina se ha dado una real atención al aspecto educativo, ya que para que un país logre un buen desarrollo no podemos dejara de ver  educación, no podemos hablar de desarrollo sin educación.

Un programa no escolarizado por dentro – imagen propiedad de Red Blogia.

Décadas pasadas daban énfasis a una educación básica (primaria y secundaria). Pero hoy en día damos prioridad al nivel de inicial abarcando a todos los niños menores de 6 años. Con el correr de los años hemos podido observar que cuando más tiempo de estimulación temprana y preparación tengan los niños mejor será su capacidad para poder asumir los nuevos conocimientos y  habilidades que tienen los siguientes grados de estudios.

El Perú es un país pluricultural, donde existen zonas con diferentes culturas, costumbres e historias y con una gran necesidad de ser atendidas; sin embargo muchas veces el presupuesto del Estado no alcanza para poder llegar a cubrir estos problemas. Son en estas zonas donde se ha propuesto los Programas de Atención No Escolarizada de Educación Inicial y en donde los niños  menores de tres años podrán ser atendidos  brindándole una atención  temprana.

En estos programas lo que se busca es que todos los niños tengan la oportunidad de poder acceder una educación de calidad. Como sabemos los niños menores de tres años necesitan de tener una atención y estimulación temprana. Es por eso que en los Programas generamos espacios donde se promuevan y preserven las condiciones para la salud emocional, mental y física de los niños menores de tres años.

También busca incorporar a los agentes educativos (familia, profesores, promotores, comunidad, otros) más significativos en los primeros años de vida de los niños, los cuales deben conocer profundamente el desarrollo infantil y reconocer la influencia del entorno social y cultural, sus ideas y costumbres. Podemos decir que es  la práctica que fortalece a los niños desde de que ellos pueden ser y hacer y no desde lo que losa adultos esperamos que sean y hagan.

Trabajando con los niños – imagen propiedad de Red Blogia.

La atención no escolarizada se brinda a través de programas con diferentes estrategias respondiendo a las necesidades educativas de la comunidad organizada, que busca el desarrollo de los niños a través de acciones educativas y buscan atender las necesidades de salud y alimentación a través de acciones intersectoriales. Entre ellos tenemos:

PIETBAF, que significa programa integral de educación temprana con base a la familia, este programa atiende a niños de 0 a 2 años, donde realizan conjuntamente con la madre y/o padre una evaluación y seguimiento del desarrollo del niño en cada visita que realiza al hogar la promotora educativa. Así mismo se conversa sobre las dudas que pueden tener respecto a temas relacionados con el desarrollo del niño, se les da las pautas para poder realizarle una  atención temprana.

Estas visitas son programadas una o dos veces por semana según cronograma que tiene a su cargo la promotora educativa. La visita se realiza en casa con la familia y dura una a dos horas, dependiendo de las necesidades de los niños y de la familia.

PIET, que significa programa integral de estimulación temprana; donde se atienden a niños de 6 meses a 2 años en compañía de sus padres o tutores. Están a cargo de una promotora educativa que atiende a máximo 8 niños en un local  donde les brinde a los niños materiales que permitan el desarrollo de capacidades y actitudes  de los niños.

Desarrollo de actividades educativas en un programa no escolarizado – foto propiedad de Red Blogia.

Los niños asisten en compañía de sus padres ya que participan de las actividades lúdicas y de aprendizaje, de manera individual y grupal, así mismo se orienta a los adultos sobre el desarrollo de sus niños.

SET, que vienen hacer las salas de estimulación temprana; donde asisten niños de 6 meses a 2 años. La diferencia con las otras modalidades de programas es que aquí asisten los niños solos, ya que los padres de familia se encuentran  trabajando.

Los niños están a cargo de una promotora educativa que se encarga de proporcionarle un lugar seguro, acogedor  donde atienden las necesidades básicas de afecto, cuidado, protección, descanso y el poder brindarle una atención temprana oportuna.

Estos programas se dan en torno a una necesidad educativa en zonas de escasos recursos económicos. Estas comunidades van creciendo más cada día y el  Estado le es muy difícil poder atender a los miles de niños que no acceden a una educación escolarizada por motivos económicos o por encontrarse  fuera del entorno donde viven.

Por ello los programas de atención no escolarizada de educación inicial, busca poder atender a los niños  menores de 6 años dándoles una oportunidad educativa. Hoy en día busca poder atender a los niños menores de 3 años para poder brindarle una atención temprana, brindándole a los niños espacios donde promuevan el respeto, valoren su iniciativa,  donde favorece la autonomía que les permita poder explorar y descubrir las posibilidades de su cuerpo, desarrollando su creatividad, su dinamismo y sobretodo la confianza en sí mismo.

Actualmente hablamos de equidad de la educación, por lo tanto este tipo de iniciativas pretende poder llegar a las comunidades más alejadas para poder darles a los niños un espacio donde podamos atender sus necesidades básicas para garantizar su desarrollo integral.

La puesta en marcha de estos programas es tarea de todos los actores educativos, tenemos por un lado al Ministerio de Educación a través de las unidades de Gestión Educativa local quien es la autoridad para poder decidir la apertura del programa. Luego esta la comunidad, representada por los dirigentes, y que trabaja con los padres de familia, los cuales son los encargados de solicitar la apertura del programa y son los que realmente conocen las verdaderas necesidades de atención en la comunidad.

Por otro lado el compromiso de la promotora educativa, es cumplir con su labor a pesar de no contar con una bonificación adecuada; sin embargo si cuentan con ganas de servir a la comunidad y sobre todo amor por los niños. Esto es el motor que impulsa el día adía, para dar todo de si en beneficio de los niños. Así mismo existe la labor de la docente coordinadora quien es la encargada de poder gestionar ante las diferentes instancias el poder mejorar en todos los aspecto a los programas.

Con adultos comprometidos en la educación de los niños, lograremos poder asumir el desafío educativo que se basa en la búsqueda de desarrollo de los niños menores de tres años a través de una atención temprana, que reconozca su desarrollo evolutivo y sus necesidades primarias para que pueda crecer sano y sobre todo feliz.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...