Nats, la revolución de los niños trabajadores

El título no podía ser más justo para este artículo. Veremos la situación de los Nats, sobre todo en Bolivia, que son ni más ni menos que los niños trabajadores que en este caso pelean por sus derechos, pero no del niño como debería ser lógico, sino por los derechos de un trabajador más.

Por Nats conocemos a los niños, niñas y adolescentes trabajadores en varios países, sobre todo en Perú y Bolivia y sus historias de vida son realmente aterradoras como también nobles, dependiendo de qué región estamos hablando.

Trabajo infantil

Trabajo infantil

En Perú por ejemplo, salen a trabajar con sus familias pues con el trabajo de los mayores de la familia muchas veces no alcanza, y así los acompañan en tareas artesanales, en ventas callejeras o en agricultura. Pero también están los explotados, aquellos que deben trabajar en las minas de oro con los peligros que ello conlleva y que no descubriremos ahora.

Muy corta esperanza de vida es la principal problemática de ellos, como así también el saber que ingresaron a un círculo vicioso en el cual en caso de poder procrear en el futuro, jamás habrán logrado salir de la pobreza, por lo que los nuevos integrantes estarán condenados a padecer el mismo mal y así sucesivamente. Pero existe un caso asombroso.


Un caso que se da en Bolivia y que merecía el nombre del artículo, «la revolución de los niños trabajadores«. Aquí el problema no se da por querer salir de dicha situación, sino todo lo contrario al intentar profesionalizarse. Aunque parezca mentira, así es.

Los Nats en Bolivia han creado una asociación que lentamente adquiere forma de sindicato, donde piden se reconozcan sus derechos como trabajadores y que con ello dejen de ser víctimas de explotación, pasando a ser tratados como un trabajador más, pese a ser niños, evitando de este modo la discriminación por ello.

Para esto se reúnen regularmente y van profundizando los diferentes temas que surgen el en día a día de estos chicos, como así se van capacitando y profesionalizando con el fin de dejar de sufrir la explotación mencionada. Si bien se intenta persuadir por todos los medios posibles y por diversas organizaciones, esta parece no ser una tarea sencilla.

Niño trabajador

Niño trabajador

Así es que muchas ong y asociaciones colaboran en dicha capacitación pues no pueden obligaros a dejar ese modo de vida, pro lo que con un fin más bien educativo es que han decidido ayudarles de alguna forma. Entre estas organizaciones tenemos a Save The Children España y Save de Children Canadá.

Cada sector tiene su propio delegado y en las reuniones regulares suelen tratar las problemáticas de cada uno de ellos. Así pues los limpiabotas, los vendedores de dulces, vendedores ambulantes, vendedores de verduras, carretilleros o cargadores, entre una amplia gama de oficios, se ven representados en dichas reuniones.

El fin no es de dejar su situación y dedicarse a lo que deberían, estudiar y divertirse, sino todo lo contrario pues desean seguir trabajando, sólo que exigen dejar de ser explotados sobre todo por quienes los contratan, como así de los clientes.

Este es un caso insólito quizás, pero desde hace años que ya ocurre en Bolivia y los Nats están creando su propia revolución, una revolución de trabajadores menores de edad. Ahora nos queda por responder la pregunta…¿esto es justicia para ellos, o una aberración pues no deberían siquiera trabajar si nos guiamos por los derechos del niño?

Foto 1: Jklamo en Wikipedia
Foto 2: ETXEVERZ en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...