Los menores, la parte más afectada en los conflictos del mundo árabe

Pese a que son los más inocentes y a que muchos ni siquiera tienen edad para entender los motivos de los enfrentamientos, los menores son una de las principales víctimas de los conflictos vigentes en el mundo árabe tal y como acaba de denunciar Unicef.

Mientras los combates se suceden en Libia, Palestina y Siria, miles de niños y jóvenes completamente ajenos al origen de tanto odio siguen perdiendo la vida sin que nadie haga nada por evitarlo. Con el objetivo de llamar la atención sobre esta realidad, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha denunciado la muerte de niños y jóvenes en los conflictos de Libia, Yemen, Siria, Israel y los Territorios Palestinos Ocupados y ha instado a todas las partes implicadas «a que cumplan con sus obligaciones derivadas de la Convención de Derechos del Niño«.

La situación es especialmente preocupante en Libia donde, según Unicef, han muerto al menos 20 niños y muchos otros han resultado heridos solo en la ciudad de Misrata. También preocupan Yemen, donde han fallecido por lo menos 26 menores y más de 800 han resultado heridos desde principios del mes de febrero, y Siria, donde ha habido nueve víctimas mortales y muchos heridos en las últimas semanas.

Los menores son los más afectados por la crisis en Libia. Imagen: Unicef

Además, la división para la infancia de la ONU ha precisado que «más de ocho menores palestinos han muerto y otros 48 han resultados heridos desde principios de año en los territorios palestinos ocupados debido a las acciones de las fuerzas de seguridad de Israel y los grupos armados palestinos». «Incluso desde antes de que comenzara la violencia, muchos niños de esos países hacían frente a numerosos problemas que afectan a su supervivencia, salud y bienestar«, matiza el informe.

Y es que a pesar de los numerosos anuncios de alto el fuego, Unicef también ha denunciado que los ataques con cohetes desde Gaza «siguen afectando a los niños y que esta semana un joven israelí de 16 años ha muerto debido a las heridas producidas por un cohete que impactó sobre un autobús escolar», por lo que, para la organización «estos niños y niñas corren un riesgo cada vez mayor».

Por su parte, el director ejecutivo de la organización, Anthony Lake, ha afirmado que «se sigue condenando que los grupos armados consideren a los civiles como blancos de violencia y que exhorta a todas las partes a que ofrezcan inmediatamente a los trabajadores humanitarios el acceso a todas las zonas y a todos los niños necesitados».

Por ello, Lake ha pedido una declaración oficial en la que se lleven a cabo medidas «para la protección de la infancia y que se facilite que los niños puedan recibir ayuda humanitaria».

Mientras los combates se suceden en Libia, Palestina y Siria, miles de niños y jóvenes completamente ajenos al origen de tanto odio siguen perdiendo la vida sin que nadie haga nada por evitarlo. Con el objetivo de llamar la atención sobre esta realidad, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha denunciado la muerte de niños y jóvenes en los conflictos de Libia, Yemen, Siria, Israel y los Territorios Palestinos Ocupados y ha instado a todas las partes implicadas «a que cumplan con sus obligaciones derivadas de la Convención de Derechos del Niño».

La situación es especialmente preocupante en Libia donde, según Unicef han muerto al menos 20 niños y muchos otros han resultado heridos solo en la ciudad de Misrata. También preocupa Yemen donde han fallecido por lo menos 26 menores y más de 800 han resultado heridos desde principios del mes de febrero; y en Siria donde ha habido nueves víctimas mortales y muchos heridos en las últimas semanas.

Además, la división para la infancia de la ONU ha precisado que «más de ocho menores palestinos han muerto y otros 48 han resultados heridos desde principios de año en los territorios palestinos ocupados debido a las acciones de las fuerzas de seguridad de Israel y los grupos armados palestinos». «Incluso desde antes de que comenzara la violencia, muchos niños de esos países hacían frente a numerosos problemas  que afectan a su supervivencia, salud y bienestar», matiza el informe.

Y es que a pesar de los numerosos anuncios de alto el fuego, Unicef también ha denunciado que los ataques con cohetes desde Gaza «siguen afectando a los niños y que esta semana un joven israelí de 16 años ha muerto debido a las heridas producidas por un cohete que impactó sobre un autobús escolar», por lo que, para la organización «estos niños y niñas corren un riesgo cada vez mayor».

Por su parte, el director ejecutivo de la organización, Anthony Lake, ha afirmado que «se sigue condenando que los grupos armados consideren a los civiles como blancos de violencia y que exhorta a todas las partes a que ofrezcan inmediatamente a los trabajadores humanitarios el acceso a todas las zonas y a todos los niños necesitados».

Por ello, Lake ha pedido una declaración oficial en la que se lleven a cabo medidas «para la protección de la infancia y que se facilite que los niños puedan recibir ayuda humanitaria».

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...