La ONU denuncia el fracaso de EEUU en materia de Derechos Humanos

Guantánamo volvió a ser motivo de debate

Estados Unidos es el referente cultural de Occidente. Su industria del entretenimiento es la más potente del planeta e invade televisores, salas de cine y emisoras de radio de todo el planeta. Por ende, gran parte de lo que es ese país -o de lo que quiere vendernos que es- está grabado en nuestras retinas con fuego, hasta el punto que se convierte en una referencia (declarada o no y con conciencia o no) para la mayoría de nosotros. Sin embargo, todos nos damos cuenta también de que el funcionamiento de Estados Unidos no es ejemplar en muchos aspectos. Y lo somos porque las pruebas que lo demuestran producen escalofríos.

Los 47 estados miembros de la ONU coinciden en ese punto de vista, y por eso sometieron al país norteamericano a un intenso interrogatorio del exámen periódico del Consejo de Derechos Humanos. La Delegación de Washington, encabezada por la subsecretaria de Estado, Esther Brimmer, tuvo que enfrentarse a los grandes fantasmas de su país. Entre ellos, como no, a la pena de muerte y la cárcel de Guantánamo. Aún así, no son el único problema con el que choca Estados Unidos. Para empezar, también se aplican torturas en las demás cárceles del país. Y, para seguir, el conjunto de la población civil tiene que lidiar con la escasez de derechos económicos, sociales y culturales en campos como la vivienda, la salud y la educación.

Uno de los países que interrogó al norteamericano fue España, que preguntó si su gobierno tardaría mucho en proceder al cierre de Guantánamo, «tal y como declaró el presidente Obama». Mostró interés, además, por la situación y futuro de las cerca de cincuenta personas que permanecen allí. Los representantes estadounidenses respondieron que su presidente sigue comprometido con clausurar el lugar, pero que se trata de un asunto muy complejo porque requiere la intervención del Congreso Legislativo.

Otro tema bastante cuestionado por los asistentes, sobre todo por México, fue el trato que Estados Unidos da a los inmigrantes. Un diplomático del país hispano denunció el uso de estereotipos o perfiles raciales en la aplicación de las leyes migratorias y sugirió el cese de estas prácticas. Una observación más en la ola de críticas que el país norteamericano soportó durante la jornada.

El director de la Red de Derechos Humanos de Estados Unidos (USHRN), Ajamu Baraka, concluyó que Washington había fracasado en el propósito de convencer al mundo de su historial positivo en derechos humanos. Pero, más allá de las observaciones, no hubo exigencias. No puede haberlas, tal y como se reconoció en el mismo Consejo. Y es que Estados Unidos goza de unos privilegios únicos que hacen del suyo un caso excepcional. Es intocable, lo cual le hace sentir en libertad para hacer lo que le viene en gana. Por suerte, lo vemos y mantenemos nuestra parte de criterio. A pesar de que en el día a día sigan dirigiendo indirectamente nuestras vidas.

Fuente: PeriodismoHumano.com

Foto: Guantanamo jog por The U.S. Army en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...