Fiestas de Gràcia, Barcelona

La Fiesta Mayor del barrio barcelonés de Gràcia cuenta con la principal característica de que las calles se transforman. Los vecinos de determinados puntos del barrio se reúnen para reciclar botellas de plástico, chapas y otros objetos con el fin de que sirvan de adorno para las calles. Y la verdad es que éstas quedan completamente transformadas, dando colorido y un aspecto muy original a este mítico barrio.

Aspecto de la entrada de una calle de Gràcia en plena fiesta

Entre los días 15 y 21 de agosto del 2010 ha tenido lugar una nueva edición de la Fiesta Mayor del barrio de Gràcia, en Barcelona. Aunque no siempre tiene esa fecha, normalmente esta fiesta suele caer en la tercera semana del mes de agosto. La organización cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona y el Departamento de Cultura y Medios de Comunicación de la Generalitat de Cataluña, además del patrocinio de empresas como Caixa Catalunya o Estrella Damm. Si no tienes vacaciones durante el mes más veraniego por excelencia, te aconsejo de verdad que te pases por este mítico barrio barcelonés y disfrutes de todo lo que sucede en sus calles.

Para empezar, el principal atractivo que tiene la Fiesta Mayor del barrio de Gràcia es que algunas de sus calles son decoradas y completamente transformadas por sus vecinos. En tiempos como los que corren, en los que todo se maneja por Internet, es sorprendente ver cómo todavía persiste ese espíritu de barrio y esa complicidad entre los vecinos para formar proyectos tan trabajosos como los que aquí tienen lugar. Que no se acabe nunca. Y es que lo más laborioso de adornar las calles –y también lo más admirable– es que se utilizan materiales y objetos reciclados: cosas tan comunes como garrafas de agua, chapas de botellas, platos de plástico, paneles de madera o utensilios de cocina. Todo vale con tal de ser originales, cambiar el aspecto de la calle y ser sostenibles. Estos objetos son pintados y dispuestos de tal forma que puedan servir como elementos para las estructuras que adornan la calle. Los motivos decorativos siempre son diferentes y cada año cambian. Desde la naturaleza hasta el cabaret, pasando por el cómic, los temas que aparecen en las calles son inagotables.


Luego, también hay decenas de actividades organizadas para la semana que dura la fiesta. Hay conciertos que tienen lugar en las calles y plazas principales del barrio. También hay actividades para los más pequeños: cuentacuentos, talleres de pintura, etc. El cine de verano también está presente en las fiestas. Pero lo que, sobre todo, encontramos si vamos a este barrio durante su fiesta mayor es buen rollo y ganas de pasarlo bien.

Por último, los pequeños vendedores de todas las calles del barrio se ven felizmente beneficiados del evento: los bares sacan las mesas a la acera, aprovechando el buen tiempo –aunque haya días que llueva–, las comerciantes aumentan sensiblemente sus ganancias, los restaurantes se llenan de gente, etc. En definitiva, el barrio pega un cambio radical. De hecho, cuando pasas, no parece el mismo que cuando no hay fiesta.

Foto: Gonzalo Barroso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...