Amnistía Internacional

Amnistía Internacional es una ONG cuyo objetivo es trabajar para lograr un mundo en el que se respeten los derechos humanos. Lo hace por medio de actividades de campañas, protestas callejeras, vigilias, manifestaciones y otros recursos que buscan captar el apoyo de la opinión pública internacional.

Trabajando por el respeto y la protección de los derechos humanos desde 1961, Amnistía Internacional (AI) se moviliza permanentemente para captar el apoyo de la opinión pública mediante actividades de campaña, protestas callejeras, vigilias, manifestaciones y otros recursos provenientes de la gran motivación e imaginación de sus activistas.

Su objetivo apunta a un mundo en el que todas las personas tengan todos los derechos humanos proclamados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y en otras normas internacionales.

Para ello realiza labores de investigación, educación y acción centradas en impedir y poner fin a los abusos graves contra todos los derechos humanos. AI no se limita a mostrar la indignación que suscitan los abusos, sino que además fomenta la esperanza en un mundo mejor.

La membresía y los simpatizantes de esta organización ejercen una fuerte influencia sobre gobiernos, grupos políticos, empresas y organismos intergubernamentales.

Los equipos de investigación, centrados en países y temas específicos, realizan informes sobre abusos contra los derechos humanos y comprueban y verifican la información que reciben de una amplia variedad de fuentes y contactos.



Reciben información de:
• presos y personas que sufren otros abusos contra los derechos humanos, así como sus representantes
• sobrevivientes de los abusos y sus familiares
• profesionales del derecho y periodistas
• personas refugiadas
• profesionales de la diplomacia
• entidades religiosas y personas que trabajan para la comunidad
• agencias humanitarias y otras organizaciones de derechos humanos
• personas que defienden los derechos humanos
Hacen un seguimiento de los periódicos, sitios web y otros medios de difusión de información. A menudo AI envía misiones de investigación para evaluar la situación en el lugar de los hechos.
Si en un país tienen lugar abusos graves contra los derechos humanos, se puede recurrir al Secretariado Internacional que se encuentra en Londres. O a las organizaciones nacionales, denominadas “Secciones”, con oficinas en los distintos países países.

La máxima autoridad para la dirección de los asuntos de la organización recae en el Consejo Internacional. También AI tiene un Comité Ejecutivo Internacional (CEI), cuya función primordial es proporcionar liderazgo y orientación estratégicamente a toda la organización en el mundo.

La Declaración Universal de Derechos Humanos (DUDH), que reconoce 30 derechos, fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948. Comenzó siendo una iniciativa de los gobiernos, pero hoy se ha convertido en una meta común de las personas en todo el mundo.

Amnistía Internacional conmemora el 60 aniversario de la Declaración Universal de Derechos Humanos con la ‘Gira de los Lugares Pequeños’.
Veteranos simpatizantes de Amnistía Internacional como Peter Gabriel y The Edge, de U2, están pidiendo a los músicos que alcen sus voces en canciones y acciones en centenares de conciertos por todo el mundo en los próximos meses.

La Gira de los Lugares Pequeños comienza el 10 de septiembre y se prolongará hasta el 10 de diciembre, fecha del aniversario. Es el más ambicioso proyecto mundial de música y derechos humanos de Amnistía Internacional desde la gira ¡Derechos Humanos, Ya! de 1988.
Si deseas más información o participar en la gira dirígete a:
www.myspace.com/smallplacestour

Informe 2008
En la presentación del Informe 2008: El estado de los derechos humanos en el mundo, Irene Khan, secretaria general de Amnistía Internacional, ha declarado: “Darfur, Zimbabue, Gaza, Irak y Myanmar son puntos calientes que exigen una actuación inmediata en materia de derechos humanos.”
“La injusticia, la desigualdad y la impunidad son hoy las marcas distintivas de nuestro mundo. Los gobiernos tienen que actuar ya para acabar con el abismo que separa lo que se dice de lo que se hace.”
El Informe 2008 de Amnistía Internacional pone de manifiesto que en al menos 81 países todavía se infligen torturas o malos tratos a las personas, que en al menos 54 se las somete a juicios sin las garantías debidas, y que en al menos 77 no se les permite hablar con libertad.
Irene Khan ha afirmado: “El año 2007 se ha caracterizado por la impotencia de los gobiernos occidentales y la ambigüedad o renuencia de las potencias emergentes a atajar algunas de las peores crisis mundiales de derechos humanos, ya fueran arraigados conflictos o crecientes desigualdades que a tantos millones de personas están dejando relegadas.”

La secretaria general de Amnistía Internacional continúa: “El año 2008 ofrece una oportunidad sin precedente a los nuevos líderes que acceden al poder y a los países que emergen a la escena mundial para fijar nuevas orientaciones y rechazar las políticas y prácticas miopes que en los últimos años han hecho del mundo un lugar más peligroso y dividido.”

AI ha pedido a los gobiernos a que establezcan un nuevo paradigma de liderazgo colectivo basado en los principios de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Y les ha planteado el doble desafío de pedir disculpas por seis décadas de fracaso en derechos humanos y de renovar su compromiso para obrar mejoras concretas.

Irene Khan ha advertido: “Los dirigentes mundiales se encuentran en estado de negación, pero el precio de su inacción es elevadísimo. Tal como demuestran Irak y Afganistán, los problemas que afectan a los derechos humanos no son tragedias aisladas, sino que actúan como virus que pueden infectar y propagarse con gran rapidez y ponernos a todos en peligro.”
“Los gobiernos tienen que demostrar hoy el mismo grado de amplitud de miras, coraje y compromiso que hace 60 años llevó a las Naciones Unidas a adoptar la Declaración Universal de Derechos Humanos.”
«Crece en las personas la exigencia de justicia, libertad e igualdad.”

La señora Khan concluye: “La gente, inquieta e indignada, no se quedará callada, y los dirigentes mundiales ignoran a la opinión pública, para su propio riesgo.”

La forma de ayudar: haciendo un donativo, uniéndote a Amnistía Internacional y emprendiendo acciones. Recuerda que hay oficinas en 80 países de todo el mundo, de manera que cada uno pueda unirse al Grupo local de Amnistía Internacional de su país de residencia. Si no, está vigente la posibilidad de hacerse miembro internacional. Más información en la página “Únete a Amnistía Internacional”.



Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...