Amazon destruye miles de productos todas las semanas

Cada semana se destruyen miles de productos en los almacenes de Amazon por mucho que pudieran donarse o usarse de otras maneras.

Las declaraciones anónimas de un empleado de Amazon han abierto la caja de los truenos respecto a la destrucción de miles de productos que realiza la tienda online en sus almacenes. Esto ocurre semanalmente y no tiene ningún tipo de baremo que determine cuáles son los artículos que se destruyen y cuáles los que terminan en otras vías para encontrarles propietario.

Según este empleado, que trabaja en el almacén que Amazon tiene en Glasgow, se destruyen cada semana más de 130.000 productos. Y no pensemos que son cosas sin aparente valor. La lista de artículos que han terminado destruidos incluyen desde ordenadores Mac hasta libros, mascarillas o dispositivos tablet iPad, por mencionar solo algunas de las cosas.

Los productos que se destruyen tienen varios orígenes. Uno de ellos se encuentra en los vendedores asociados a Amazon, quienes pagan a la tienda online para que tenga sus artículos en stock y que así se puedan enviar de una manera instantánea y entrando dentro de las ventajas de la suscripción Prime. Se dice que, cuando estos vendedores deciden dejar de pagar ese servicio a Amazon, la tienda online se queda con los productos y luego los tiene que desechar. En vez de donarlos, repartirlos entre sus empleados o venderlos en saldo, simplemente lo destruyen.

Otra parte de esos artículos son los correspondientes a productos que no se han vendido durante larguísimos periodos de tiempo. Amazon entiende que han “caducado” o pasado de moda y se deshace del stock para poder liberar espacio en sus almacenes. También puede ocurrir con productos que, por una razón u otra, los tengan en el almacén y no puedan continuar vendiéndolos. Por ejemplo, hace unos años una editorial de cómics se encontró con que tuvo que destruir todo el stock que tenía debido a que se le había terminado la licencia que tenía para la comercialización de los mismos. Primero intentaron venderlos a precio mínimo, pero en última instancia tuvieron que destruir todo lo que quedó.

Son muchas las manifestaciones que se han realizado para criticar a Amazon por ser una empresa tan contaminante y no tener aprecio por el medio ambiente. Han generado rechazo entre multitud de grupos que se dedican a la defensa del planeta y, aunque han mencionado en varias ocasiones su intención de mejorar, testimonios como el del empleado anónimo (y el vídeo que grabó), confirman que aún están lejos de llegar a su mejor rendimiento a favor del reciclaje.

Amazon ha explicado que están comprometidos a reducir los residuos que generan y a colaborar con el reciclado o el donado. Incluso mencionan que, en los casos en los que no haya solución, optarán por convertir los artículos en energía y que así se pueda sacar algo de ellos. Pero posiblemente para que eso ocurra y cesen las destrucciones en almacenes, todavía, por desgracia, queda tiempo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...