El 81% de los empleados quieren seguir teletrabajando

Un estudio realizado en Estados Unidos ha desvelado que una gran parte de los profesionales quiere seguir teletrabajando.

Era fácil imaginar que algo como esto podía terminar ocurriendo. Un estudio realizado de la Harvard Business School ha llegado a la conclusión de que un 81% de los empleados que han teletrabajado debido a la COVID-19 quieren seguir haciéndolo. No obstante, la primera opción que plantean es adoptar un modelo híbrido que les permita trabajar de manera más flexible a como lo hacían en el pasado.

Así, descubrimos que un 61% de los encuestados lo que quiere es adaptarse a un nuevo modelo de horario que implicaría que irían a la oficina entre 2 y 3 días a la semana. El resto del tiempo lo pasarían teletrabajando desde casa. Por su lado, un 27% dice que prefieren trabajar únicamente desde casa y no volver a pisar la oficina salvo cuando resulte necesario.

Lo curioso viene del análisis de los perfiles de las personas que han respondido a la encuesta. Por ejemplo, se descubre que los profesionales que tienen hijos son aquellos que tienen más ganas de volver a la oficina y no volver a hacer teletrabajo. El porcentaje de quienes desean volver a diario a la oficina es del 18%. En añadido a esto, se descubre que quienes también están pensando en no retomar el teletrabajo son quienes están casados, mientras que los solteros aspiran a seguir trabajando en casa todo el tiempo posible.

Por lo tanto, está claro que la situación es particular y que los tiempos han cambiado de forma significativa. En relación a la vuelta a la normalidad, un 71% de los encuestados comenta que no quieren volver a la oficina a realizar un trabajo normal hasta que toda la sociedad se encuentre vacunada. Y un 51% asegura que ellos volverían a la oficina siempre y cuando se hayan vacunado.

Lo más probable es que, para lamento de los casados y de quienes tienen hijos, el teletrabajo se vaya a instaurar de una manera bastante sólida. Muchas empresas están viendo en esta forma de trabajar una oportunidad para ahorrar en espacios de oficina, mientras que otras lo entienden como un plan para dinamizar sus negocios y conseguir que estos se adapten a las últimas exigencias del mercado.

En la otra cara de la moneda están aquellos negocios que todavía no le han tomado la medida al teletrabajo y que no tienen confianza en que los empleados estén dando el máximo de sí mismos en su día a día sin una supervisión más directa. Por ello, se espera que, tras la pandemia, las empresas se dividan entre las que están a favor del teletrabajo y las que prefieren reducirlo al mínimo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...