¿Cómo mantener motivado a un equipo a distancia?

Te damos algunas recomendaciones e ideas que te ayudarán a que hagas una mejor gestión de tu equipo.

¿Estás dirigiendo un equipo de trabajo a distancia? Si no tienes mucha experiencia haciéndolo es posible que te sientas un poco desbordado. Pero, en realidad, no debería ser algo que te cause mucho estrés. Si aplicas una serie de consejos, conseguirás que tu equipo esté más sincronizado, sea más productivo y llegue a obtener unos resultados de mayor eficiencia.

Mantente en contacto con tu equipo

Las personas necesitamos estar en contacto. Somos seres sociales. Nos puede gustar más o menos ir en solitario y hacerlo todo por nuestra cuenta, pero el contacto es algo que necesitamos y de lo que dependemos. Por ello, al gestionar un equipo de trabajo, debes asegurarte de tener contacto con los miembros del mismo y no abandonarlos a su suerte. Mantén un contacto cercano, pero sin que resulte cargante. Hazles ver que estás ahí y que mantienes una buena comunicación con ellos. Eso aumentará la productividad y hará que las vibraciones sean más positivas en el entorno de trabajo.

Ayúdales a que gestionen mejor su tiempo

Uno de los problemas con los que se enfrentan los trabajadores remotos es la gestión del tiempo. Los más experimentados no tienen problemas con ello, pero quienes acaban de comenzar a teletrabajar, posiblemente lo encuentren algo complicado. Por ello, no está de más que puedas ayudarles a que gestionen mejor su tiempo y que así alcancen su mejor nivel de rendimiento. Puedes hacerlo recomendando que se concentren en un trabajo de calidad y no de cantidad, en fijar objetivos o en comprobar cómo se están dividiendo las horas para comprobar dónde desaparece el tiempo.

Confía en tus trabajadores

Esto es muy importante. Si tienes una plantilla que trabaja a distancia no olvides que ya forman parte de tu equipo y que, por lo tanto, deberían contar con toda tu confianza. Define fechas de entrega y factores que ayuden a que se haga un buen trabajo, pero no supervises de forma excesiva ni demuestres que no tienes confianza en lo que están haciendo. Todas las personas de tu equipo son profesionales y merecen respeto y confianza para que puedan alcanzar toda su plenitud y nivel de rendimiento. Confía en que trabajarán al máximo y siempre espera lo mejor.

Ayuda a que mejoren sus capacidades

A veces el teletrabajo es lo mejor para poder desarrollar nuevas habilidades y conocimientos. Es posible aprovechar el tiempo de una forma más eficiente y que así se utilice para mucho más de lo que daría de sí si tuviéramos que ir cada día a la oficina. Una buena forma de aprovechar esto es fomentando que los trabajadores del equipo puedan hacer cursos de formación y que así aumenten sus capacidades, conocimientos y habilidades. Será algo que les hará sentir mejor, que reforzará sus perfiles y de lo que, antes o después, podrás beneficiarte de una manera activa.

Utiliza un sistema de reconocimiento

Si no te quieres complicar, lo más sencillo que puedes hacer para animar a tus trabajadores y que se sientan valorados, es una felicitación. Te sorprendería el efecto positivo que puede tener un “simple” agradecimiento por su duro trabajo o una felicitación por alguno de los encargos que hayan completado. No obstante, si quieres hacer algo un poco más avanzado, no es mala idea que optes por un sistema de reconocimiento.

Sería recomendable que establezcas unas buenas bases de este programa de reconocimiento y que ofrezcas incentivos, como premios, para las personas que trabajen mejor y se esfuercen más. Eso ayudará a crear una dinámica de trabajo en la que cada uno de los empleados llegará a dar el máximo de sí mismos.

Ayuda a que todos trabajen mejor

¿Cuál es el espacio de teletrabajo de cada empleado? ¿Tienen un buen entorno en el que realizar su trabajo o están simplemente en una mesa incómoda con un portátil? Intenta que estén cómodos y que tengan todo lo que necesitan. Es una inversión que tendrás que hacer al comenzar, pero que acabará teniendo un impacto muy positivo en el rendimiento de todos los miembros. A veces, ayudar con algo como esto, es mucho más barato de lo que puedas imaginar.

Paga a tiempo

No hay nada que motive más como recibir el sueldo. Por ello, no te aproveches de no tener cerca a tus empleados para hacerles esperar a su sueldo. Haz pagos religiosamente en las fechas acordadas y notarás cómo nadie tendrá quejas al respecto. Eso ayudará a que el rendimiento sea más positivo.

Conoce a tus empleados

No hace falta que te conviertas en su amigo del alma, pero sí que es recomendable que llegues a conocer a tu equipo y que así puedas tener una mejor relación con ellos. Saber algo de sus vidas, de su familia y de su día a día, te ayudará a entender mejor posibles situaciones o momentos de incertidumbre en los que quizá su vida les esté afectando de alguna manera.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...