Más intereses para las Pymes para cobrar las deudas de la Administración

Para acabar con la deuda comercial que mantienen las Administraciones públicas con los autónomos y las pymes, el Gobierno llevará a cabo una línea de garantía con el aval del Estado.

Para acabar con la deuda comercial que mantienen las Administraciones públicas con los autónomos y las pymes, el Gobierno llevará a cabo una línea de garantía con el aval del Estado, garantizada con emisiones de deuda pública. De esta forma, las empresas podrán cobrar del banco facturas impagadas de Administraciones.

El Instituto de Crédito Oficial será uno de los organismos de financiación

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, lo define como un “mecanismo de financiación de proveedores” se aprobará este mismo viernes por el Consejo de Ministros y se llevará a cabo a través de un consorcio entre el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y las entidades financieras privadas.

Este mecanismo consistirá en una especie de línea de garantía avalada por el ICO y garantizada mediante emisiones de deuda pública del propio Instituto de Crédito Oficial.

Cabe recordar que el Tesoro español conseguía el martes colocar una emisión de 2.500 millones de euros, a tres y seis meses.

Se baraja la posibilidad de que este mecanismo podría derivar en que se releguen las líneas del ICO recientemente lanzadas con el mismo fin. Por otra parte el importe global de esta línea estaría en torno a los 30.000 millones de euros y podría emitirse por fases coincidentes con las emisiones de la deuda.

Marta Fernández, secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos recalcó que el mecanismo de abono inmediato de la deuda de los proveedores no supone un incremento de déficit ya que no es gasto sino financiación.

El método para realizar el pago a los proveedores será el siguiente: los bancos y las cajas de ahorros adelantarán el pago de las facturas pendientes a las empresas y a los autónomos afectados por la morosidad pública, bajo los requisitos de intervención que se estipulen. Las entidades financieras serán las que se encarguen de cobrar la deuda a las Administraciones Públicas.

Según los medios financieros esta medida va a suponer un «gran negocio» para los bancos, vía comisiones de apertura y de servicio y del cobro de unos intereses que van a estar en línea con los del mercado, por encima del 6%.

Por el momento, no se ha contactado con todo el sector para negociar el plan, sino con las principales entidades para garantizar una rápida aplicación y un gran alcance en todo el territorio.

Fuente: El Economista

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...