Las financiación externa cada vez es más dura para pymes y emprendedores

Nueve de cada diez empresas piensan que se han incrementado las trabas bancarias en 2011

Desde que la crisis se iniciase, es evidente que la relación entre las medianas y pequeñas empresas y los bancos se ha vuelto muy complicada, sobre todo si atendemos al hecho de que las condiciones de las entidades bancarias se han endurecido considerablemente y ya no es tan fácil como antes acceder al crédito. Y si la financiación externa ya fue difícil durante todo el año 2010, un estudio revela que dichas reticencias bancarias se han acrecentado durante el primer trimestre de 2011. Así lo afirma un estudio hecho público por el Consejo Superior de Cámaras de Comercio bajo el nombre «Encuesta sobre el acceso de las pymes a la financiación ajena«.

Según el informe, nueve de cada diez empresas confiesan haberse encontrado con más trabas a la hora de pedir un préstamo o crédito durante el primer trimestre del año, en relación a 2010. Ello quiere decir que el 87,3% de los negocios tienen dificultades para conseguir financiación o, lo que es lo mismo, que unas 907.000 empresas españolas tienen un panorama duro por delante.

¿Financiación? Cada vez más difícil.

¿Por qué es más duro ahora que antes?

El primero de los obstáculos que las pymes se encuentran a la hora de pedir financiación es, sin lugar a dudas, el endurecimiento de las garantías exigidas por las entidades bancarias. Así, no basta con ofrecer su negocio como aval, sino que los bancos echan mano de los patrimonios personales de emprendedores y empresarios. Tal y como expresa Eleconomista.es en el año 2010, un 43,6% por ciento afirma haberse encontrado con un banco que le pedía avales de carácter personal. En 2011, este porcentaje sube hasta el 45,9%.

Otro de los problemas es el de las comisiones, que se han encarecido considerablemente y que, además, se han multiplicado. Según el informe, 668.000 pymes o, lo que es lo mismo, el 64,3% de las empresas solicitantes, reconoce que los tipos de interés se han incrementado respecto al mismo trimestre de 2010. El año pasado, este porcentaje se cifraba en un 61,8%.

Ante este panorama, no del todo optimista, muchas son las pymes que se han decidido por otras formas de financiación que pasan por apostar por los préstamos participativos.

Si quieres consultar el documento completo, solo tienes que pinchar aquí.

Foto por MJ/TR en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...