Hacienda inicia una batalla contra el fraude fiscal en las empresas

Buscará a los falsos autónomos y trabajadores en paro mientras cobran en negro

Según el plan de control tributario planificado para el ejercicio de 2011, hecho público en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el rastreo del fraude y la economía sumergida serán uno de los objetivos primordiales para la Agencia Tributaria. Como paso previo para encontrar indicios de fraude fiscal en las empresas, y aunque no sea de su total competencia, Hacienda comenzará por la caza y captura de los falsos autónomos y los trabajadores con ingresos en negro que al mismo tiempo se encuentren cobrando en paro. Quizás muchos se pregunten por qué compete ahora a Hacienda tareas que comúnmente eran atribuidas a la Seguridad Social; la respuesta es el acuerdo de colaboración hecho efectivo en 2010.

Las empresas camufladas en domicilios particulares serán perseguidas.

La Agencia Tributaria planea enviar inspectores a determinados locales, áreas geográficas o sectores económicos, según recoge un artículo de El País. Sectores, por ejemplo, como el de los profesionales médicos, abogados o dentistas, uno de los ámbitos que más atención demandan por parte del control fiscal. A continuación te ofrecemos algunas de las medidas que se emprenderán que se traducen en nuevas competencias para los inspectores de Hacienda.

  • Lo que se pretende evitar, sobre todo, son prácticas fraudulentas a pequeña escala. Por ejemplo, aquellos empresarios que pagan a sus trabajadores en negro obligándoles a establecerse como autónomos. Cuando esta situación se produce, la evasión de impuestos es mucho más fácil que cuando no se ingresa directamente a Hacienda.
  • Otra de las medidas que se adoptarán para encontrar empresas no declaradas será el control de la factura eléctrica. Un consumo excesivo de electricidad puede delatar a empresas camufladas en domicilios.
  • Se podrán rastrear los movimientos de las tarjetas de crédito. Hacienda es consciente de que determinados profesionales utilizan tarjetas vinculadas a dos cuentas de crédito, una que sí declaran y otra que no.
  • Las importaciones de productos fabricados en Asia, así como los la comercialización de los mismos, también estarán fuertemente controlados. Hablamos de las tiendas de todo a un euro y otras de pareja actividad.
  • Lo que se compra y lo que se vende será más difícil de falsificar. Es decir, aquellas empresas que creen operaciones ficticias para presentar cuentas peores de las reales, se sitúan en el centro de los quebraderos de cabeza de la Agencia Tributaria. Sobre todo al ser una práctica que se ha acentuado con la llegada de la crisis económica.

Foto por @Andywithcamera en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...