El soborno será delito también en empresas privadas

La Ley Orgánica 5/2010 contempla multas y penas de hasta seis años de cárcel

A partir de Nochebuena, las empresas del sector privado tendrán que andar con sumo cuidado, pues el día 24 entra en vigor la Reforma del Código Pena que introduce la Ley Orgánica 5/2010 del 22 de junio. Dicha reforma establece penas que van desde los cuatro meses a los seis años para aquellos trabajadores o empresarios que incurran en un delito de corrupción entre particulares. O, lo que es lo mismo: que acepten regalos a cambio de favores o que los emitan para recibir privilegios frente a terceros. Hasta ahora, la medida se aplicaba tan sólo a aquellas empresas o individuos que ostentaban cargos públicos, pero ahora, y a tenor de los múltiples casos de corrupción que han salido a la palestra en los últimos años, el sector privado se sitúa en el punto de mira.

Los ejecutivos se quedarán sin regalos.

El artículo 286 bis, recogido por el Expansión, lo dice bien claro: «Quien prometa, ofrezca o conceda a directivos, empleados o colaboradores de una empresa un beneficio o ventaja de cualquier naturaleza no justificados para que le favorezca a él o a un tercero frente a otros será castigado con penas de prisión de seis meses a cuatro años, inhabilitación de uno a seis años y multa de hasta el triple del valor del beneficio«.

El problema que se presenta con esta nueva Reforma será establecer los límites de lo que es un regalo de cortesía o de Navidad, de lo que verdaderamente se considera un soborno. En el caso de los funcionarios la ley es tajante, ya que no pueden recibir ningún tipo de presente. Sin embargo, las empresas se prestan a matices. Será el juez quien decida, según las características de cada caso en particular, si está o no delante de un delito de corrupción. En este sentido, es importante que las propias empresas establezcan normas internas que limiten o regularicen su política de regalos. En caso de ir a juicio, las compañías que no cuenten con códigos éticos a este respecto se enfrentan a penas que pueden llegar hasta su completa disolución.

Uno de los aspectos más relevantes de esta nueva Ley es la inclusión de todos el espectro de directivos y trabajadores relacionados con el deporte, lo que incluye árbitros y deportistas, que también serán penados por recibir cualquier tipo de soborno.

Foto por Banalities en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...