El Gobierno propone nuevas formas de financiación para las pymes

El Ejecutivo sigue buscando nuevos medios para abrir el grifo crediticio a las pequeñas y medianas empresas, que son las mayores fuentes de empleo nacional.

Axesor

El Ejecutivo sigue buscando nuevos medios para abrir el grifo crediticio a las pequeñas y medianas empresas, que son las mayores fuentes de empleo nacional y a su vez las más damnificadas por el credit crunch (restricción crediticia), en comparación con las grandes compañías y el sector público.

Así lo ratifica Axesor (la primera empresa de rating en España) en su informe donde explica que el endeudamiento de las pymes se ha desplomado un 15% desde 2006 debido a la falta de crédito. Además sólo el 27,7% de las pymes españolas intentó acceder a financiación externa en el tercer trimestre de 2012, a diferencia del 68% que lo hizo en 2010 y 2011, como asegura la encuesta de las Cámaras de Comercio.

Por ello, el pasado 19 de diciembre el ministro de Economía, Luis de Guindos, anunció en el Congreso de los Diputados que “en breves días o breves semanas se aprobará una iniciativa para que haya formulas de financiación alternativa para pymes”.

Este conjunto de medidas abordará el problema desde diferentes flancos. Lo primero será crear un mercado de pagarés y bonos para las pymes. También se promulgará otro tipo de financiación no bancaria y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) incentivará “nuevas” líneas de mediación destinadas a estas compañías a partir de 2013. Asimismo, la banca que está en proceso de reestructuración a través del Frob (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) o que regula el Estado, se comprometerá a cubrir los préstamos suficientes a las pymes. Y por último, es de destacar que las empresas innovadoras obtendrán un empuje desde los socios comunitarios.

De Guindos ha asegurado que el crédito volverá a fluir “pero para los que se lo merecen, no debe fluir para los inmobiliarios o para los promotores. Ahí es donde se estaba secando el crédito”.

La iniciativa de crear un mercado alternativo de renta fija privada para que las pymes puedan conseguir crédito mediante bonos y pagarés está muy desarrollada, sin embargo todavía necesita tiempo para que se apruebe, ya que por ahora no cuenta con el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que es la encargada de sopesar y aprobar el proyecto, según informan fuentes de la propia Comisión.
“La batería de medidas”.

Desde hace meses, el Ministerio de Economía ha estado trabajando en esta iniciativa que también es una de las primeras promesas electorales que hizo Mariano Rajoy en el ámbito económico el año pasado.

Con la colaboración de Bolsas y Mercados Españoles, este proyecto pondría en marcha un sistema multilateral de negociación en el que las emisiones de las medianas empresas (mayoritariamente), con la ayuda de un coordinador o asesor, conseguirían requisitos más flexibles que los que ahora presentan los mercados secundarios oficiales, aunque según han destacado, serían los “lo suficientemente exigentes” para aseverar la confianza.

La batería de medida, es el punto álgido en el que se apoya el Gobierno para alcanzar de nuevo unos niveles estables de liquidez para las empresas. Aunque según han informado fuentes populares, todavía quedan muchos detalles por pulir en este proyecto que pretende potenciar la financiación no bancaria de las pymes. Sin embargo, además del mercado de pagarés, otras de las intenciones del Ejecutivo es fomentar los business angels o inversores ángeles (un proveedor próspero que financia empresas de nueva creación con su propio capital) y los fondos de capital semilla (financiación inicial para que una empresa pueda arrancar), y demás medidas.

Sobre las entidades que controla el Frob, el Gobierno pretende obligarlas a facilitar préstamos a la economía real, sobre todo a las pequeñas y medianas empresas; “En las entidades nacionalizadas no va a haber el más mínimo problema de financiación para pymes”, señalaba de Guindos, y añadía que es “un tema que va a pelear este Gobierno hasta el final es que no se produzca falta de crédito a las pymes por parte de las entidades que están controladas por el Frob (…) Estamos convencidos de que el crédito a las pymes va a crecer, pero el requisito es que haya entidades solventes”.

El Ministro de Economía también reconoció el “esfuerzo que va a hacer el ICO en 2013, con líneas de mediación especiales para pymes”. Aunque tampoco quiso entrar en más detalles.

De Guindos concluyó su intervención anunciando una última cuestión en este paquete de medidas “En las próximas semanas espero darles noticias de financiación muy relevantes a efectos de contribuir a la investigación, el desarrollo y la innovación”. Esas nuevas fuentes de financiación a las que hace referencia procederán sobre todo de los “socios comunitarios”, apostilló.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...