Wendy’s inventa una patata frita que aguanta crujiente más tiempo

Las patatas fritas de Wendy’s han cambiado su receta para tener mayor durabilidad y así triunfar en el reparto a domicilio.

Los pedidos a domicilio o para recoger se han convertido en la principal tendencia en las hamburgueserías debido a la pandemia. Se come y se cena mucho menos en los locales, puesto que es más seguro llevarse la comida a casa y comer allí. El problema es que se sabe que la comida de los fast-food suele tener una durabilidad limitada, al menos en lo que se refiere a mantener su mejor sabor o su consistencia más deliciosa.

Esto es algo que se eleva al máximo nivel con las patatas fritas. Porque las hamburguesas suelen estar bien sin problemas, mientras que los refrescos solo pierden intensidad por los hielos derretidos (siguen estando igual de malos), pero las patatas son otro cantar. Cuando las patatas de lugares como McDonald’s o Burger King se quedan un poco frías, pierden toda su calidad y se convierten en una masa bastante desagradable que no se sala ni siquiera usando salsa barbacoa para mojar.

Debido a ello, son muchas las personas que, cuando reciben su pedido, lo primero que hacen es comerse las patatas fritas. Es la única manera de poder disfrutarlas y, en ocasiones, ni siquiera así. Además, es un tipo de alimento que no hay manera de recalentar, ya que si las pasas por el microondas todavía quedan peor. Por ello, en la cadena de restaurantes Wendy’s, han ideado una nueva receta que conseguirá que las patatas dejen de ser el rival más débil.

Lo que consigue esta evolución de la patata frita son dos cosas. La primera: retener mejor el calor. La segunda: que la patata esté crujiente durante un mayor periodo de tiempo. Eso sí, esta mejora también viene acompañada por un cambio del sabor que todavía está por ver si convencerá a los clientes. Dicen los creadores de esta nueva patata frita, que la mejora es notable, pero nunca se sabe cómo pueden llegar a reaccionar los usuarios cuando lo prueben. Lo que sí se va a mantener igual es el aspecto de la patata, con ese inconfundible acabado rústico que tienen las patatas fritas de Wendy’s.

La última vez que la cadena cambió sus patatas fue en el año 2010, tiempo en el cual introdujeron ese corte rústico al que hacíamos referencia. En ese tiempo también se añadió sal, algo que no terminó de convencer a todos los comensales, si bien ya han terminado acostumbrándose. Estos nuevos cambios se consiguen por medio de una modificación en el corte de las patatas y en dejar algo de piel extra en el proceso de fritura. Además, se han cambiado las freidoras para beneficiarse de una tecnología más avanzada que, según se dice, será la que obre el milagro.

Wendy’s ha sido una de las pocas cadenas de comida rápida que ha buscado soluciones a los problemas que más se han generado en los tiempos de pandemia. Las críticas hacia las patatas fritas, por ejemplo, es algo común en este tipo de restaurantes, mientras que también se reúnen muchas quejas acerca de lo que comentábamos antes de los hielos de las bebidas. Para arreglar el problema de los refrescos, algunos de los restaurantes han empezado a enviar sus bebidas en botellines o latas, lo que ahorra muchos problemas de calidad y, además, aumenta el nivel de seguridad en el consumo de la bebida.

Sobre las patatas fritas, Wendy’s dice que recibieron muchas valoraciones negativas y que vieron en la situación una buena oportunidad para realizar una modificación en la propuesta. No obstante, no ha sido sencillo. Además de modificar la receta, de cambiar el estilo de la preparación y de adquirir la nueva maquinaria para todos sus locales, han invertido un presupuesto importante en la elaboración de un nuevo packaging con el cual realizar la presentación de estas nuevas patatas fritas.

A eso se suma la inversión publicitaria, una cantidad de 10 millones de dólares que van a utilizar para promocionar no solo sus patatas, sino también el resto de los productos de su menú. Lo que busca la cadena en este momento es darle un buen impulso a su popularidad entre los clientes. Por ahora no les va nada mal, ya que en la época de la cuarentena han visto cómo sus pedidos y sus ventas aumentaban de forma considerable. Si las ventas de las patatas consiguen que las cifras mejoren aun más, es posible que la directiva de Wendy’s piense en hacer otros cambios para satisfacer más a los consumidores.

Por ahora la nueva receta de las patatas fritas se podrá probar en Estados Unidos, pero es de imaginar que, una vez se haya comprobado el acierto de esta decisión, también llegue a otros mercados. Si bien Wendy’s no tiene la misma popularidad que Burger King o McDonald’s, es una marca que goza de tradición y que dispone de miles de seguidores en todo el mundo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...