Trucos para conseguir que tu negocio llegue al siguiente nivel

Si aplicáis estas ideas y recomendaciones que os proporcionamos es posible que consigáis llevar vuestro negocio hacia el siguiente nivel.

Si ya tienes un negocio en marcha y, aunque trabajas duro, sabes que podrías llegar mucho más lejos, quizá necesites algún consejo que te pueda ayudar. Esta guía que hemos preparado repasa algunas de las cosas que no se suelen tener en cuenta o ideas y trucos que puedan ir un poco más allá de lo que ya habéis aplicado.

El poder de la información

Aprende el valor que tienen los datos y la información, tanto la tuya como la de tus clientes. Si tienes la mejor información, serás capaz de tomar decisiones más precisas y efectivas. En el caso de tu negocio, los datos que debes tener siempre bajo control son los beneficios que obtienes, el efectivo del que dispones en la cuenta corporativa, los márgenes brutos y los distintos gastos a los que tienes que hacer frente. El control económico es imprescindible para que tu negocio pueda crecer y llevar a buen puerto todas las decisiones y planes de crecimiento que tengas.

De tus clientes tienes que conocer los niveles de gasto e inversión que hacen en tu negocio, su estructura corporativa, cantidad de empleados, enfoques a los que está atacando cada uno de ellos y posibles necesidades. Esta información es la que te ayudará a tener la capacidad necesaria para dar al cliente lo que necesita y así asegurarte de retenerle todo el tiempo posible. Ante todo, no olvides que un cliente que ya ha solicitado tus servicios es lo más valioso que puedes llegar a tener, más valioso incluso que otra posible empresa con potencial para ser cliente.

Utiliza las redes sociales con eficacia

Todo el mundo usa las redes sociales, pero hay distintas maneras de utilizarlas. El problema es que son muchas las empresas que las utilizan de una manera errónea. Se concentran, en ocasiones de manera desesperada, en vender. Intentan vender por todos los medios posibles y al final sus perfiles acaban siendo tablones de anuncios que no aportan valor ni despiertan el interés de los usuarios por seguirles en sus redes sociales.

Por ello, hay que aprender a usar las redes sociales con éxito. Es más importante que convirtamos las redes sociales en un medio por el cual dar salida a nuestros conocimientos, trucos, ideas, recomendaciones o campañas de marketing, pero nunca de una forma agresiva. Si usamos las redes sociales para crear una imagen a nuestro alrededor y con la intención de despertar el interés de los seguidores, es posible que terminemos aprovechándolas como forma de conseguir clientes.

Confía en software de estadísticas y medición

Como decíamos antes, la información es imprescindible. Pero llega un momento en el que los datos que recogemos tenemos que ordenarlos para poder sacarles provecho. Es, en este aspecto, cuando entran en juego los programas, software especializado que nos permita gestionar esos datos de la mejor manera posible. Las recomendaciones incluyen software para tener controlado el inventario, programas que nos ayuden a tener la contabilidad bajo control e incluso a la gestión del tiempo.

El mundo del software ofrece más posibilidades de las que se pueda imaginar y la variedad de programas siempre aporta algo de lo que sacar provecho. Solo es cuestión de analizar cuáles son las necesidades que tenemos y buscar entre las herramientas disponibles aquellas que encajen mejor en cuanto a nuestros requisitos.

Contrata empleados que sumen

Las formas más habituales de hacer contrataciones no tienen que ser las únicas en las que podamos llegar a conseguir los empleados que dinamicen nuestra compañía. Hay muchas otras vías interesantes en las que es posible apoyarse. Por un lado, es recomendable que busquemos profesionales que estén ansiosos por tener una segunda oportunidad o la posibilidad de llegar alto. Son los expertos que han tenido algún problema previo, cuyas empresas han cerrado o que quizá cometieron algún error que produjo su despido. No hay que infravalorar lo que una segunda oportunidad puede llegar a proporcionar a tu negocio a nivel de beneficio.

Lo mismo se puede decir de empleados que no tienen experiencia o cuya experiencia previa no parece que resulte tan elevada como la de otros candidatos. En todo ese tipo de casos puede haber grandes sorpresas inesperadas que lleven a que nuestra empresa gane un talento que sea difícilmente superable. Incluso, no os olvidéis de analizar entre los autodidactas, ya que en la sociedad actual van a tener cada vez una mayor relevancia.

Desarrolla un buen plan estratégico

Trabajar con metas a corto plazo es imprescindible, pero es más importante que nos las marquemos en distintos periodos, como por ejemplo las que se atribuyan a un trimestre o las que tengamos de forma anual. Todos estos objetivos tendrán que estar visualizados en un plan estratégico que cubra todo el año y que ayude a determinar la mejor forma de actuar en cada momento. Para ello hay que contemplar todos los aspectos fundamentales en la elaboración de la estrategia, como el presupuesto que se necesitará para cumplir esos objetivos, el personal que formará parte de ello, los materiales o el tiempo necesario.

De forma periódica será posible revisar el estado del progreso de los objetivos y ver si se está haciendo un buen trabajo o si hay que implementar cambios para poder alcanzar los objetivos.

Libera espacios para el trabajo lateral

A diario estamos saturados de trabajo y tenemos multitud de ocupaciones a las que dedicar nuestra atención. El ritmo al que nos sometemos, en ocasiones, es extremo. Tenemos mucho que hacer y poco tiempo libre. No obstante, aún dentro de esa situación congestionada, es importante que liberemos un poco de espacio a diario o de forma semanal para dedicárselo al trabajo lateral.

El trabajo lateral significa una manera distinta de invertir nuestro tiempo trabajando. No es lo que podríamos definir como apagar un fuego, sino lo que hacen los bomberos en esos tiempos en los que no están en una urgencia, mejorando sus herramientas o planificando cómo podrían ser más eficientes. Nosotros tenemos que hacer lo mismo, usar estos periodos de tiempo para analizar los datos que tenemos, hacer planificación y comprobar herramientas a nuestra disposición.

En este momento también seremos capaces de resolver problemas o conflictos que aparezcan en nuestro camino antes de que se lleguen a convertir en un obstáculo superior. Cualquier cosa que necesitemos hacer que pueda ser beneficiosa para el negocio, pero que se sale de los estándares a los que dedicamos el tiempo a diario, tiene que estar contemplada en estos momentos de pausa.

Prueba distintos enfoques para llegar al cliente

Es muy frecuente que nos limitemos al uso de una estrategia determinada cuando estamos planteando el acercamiento a nuestros clientes potenciales. Eso nos limita. Si, por ejemplo, somos una empresa de negocio online, quizá solo utilicemos recursos y herramientas disponibles en la red, como puede ser el envío de una comunicación por correo electrónico o el uso de las redes sociales. Para que podamos obtener unos resultados más satisfactorios y que, sobre todo, nos aporten algo añadido, es importante que comencemos a probar cosas distintas y enfoques variados.

Siguiendo con el ejemplo, trabajando online es posible que nos resulte algo beneficioso probar de manera offline. ¿Y si le mandamos un detalle a nuestros clientes para continuar con la campaña de fidelización? En ocasiones no se esperan este tipo de acciones y pueden llegar a resultar fundamentales, ya que nos verán de una manera distinta y se acordarán más de nosotros.

A la inversa, también funciona. Si somos una empresa de retail que trabaja de manera analógica, podemos intentar lanzar algún tipo de iniciativa online con la que sorprender a clientes, tanto a los nuevos como a los que ya están fidelizados.

Busca ayuda y colaboración

Emprender es una misión complicada, pero todavía es más difícil si nos planteamos hacerlo todo en solitario. En lugar de ello, hay que buscar el apoyo de todas aquellas personas que puedan resultar positivas para nuestro proceso de crecimiento y expansión. Los perfiles que pueden ser recomendables incluyen consejeros, guías, emprendedores como nosotros, pero que ya cuenten con experiencia, e incluso amigos. Todo el apoyo y los consejos que nos puedan dar serán muy bienvenidos y nos podrían ayudar a, por ejemplo, ver algo que se nos haya pasado.

Planifica todos los pagos de impuestos

De forma común, cualquier empresario y emprendedor reconoce los pagos de impuestos y todo lo relacionado con Hacienda como uno de los principales problemas para el crecimiento. Hay muchos tipos de situación problemática en la que nos podemos encontrar debido a ello y normalmente ninguna de ellas acaba de forma demasiado positiva. Por ello, siempre hay que estar preparados para la llegada de impuestos, el pago de cualquier tipo de tasa y que así no nos sorprenda de forma inesperada. Por lo tanto, de cada ingreso que se realice, no olvides enviar a una caja de impuestos el porcentaje de IVA correspondiente, para que así luego no tengas que enfrentarte a un gasto enorme de la noche a la mañana.

Piensa en vender tu negocio

Quizá esto te resulte un poco inesperado o distinto a lo que te suelen recomendar. Pero lo cierto es que es importante que estés abierto a la posibilidad de que llegues a vender tu negocio. No venderlo para olvidarte de él por completo, sino venderlo a una empresa más grande y continuar formando parte de la dirección y operativa del mismo.

Esta es una práctica cada vez más realizada y que ayuda, no solo a que obtengas un jugoso ingreso por la operación de venta, sino también a que el negocio pueda continuar creciendo. Porque, a veces, sin el soporte de una gran entidad es difícil continuar hacia adelante. Si vendes la empresa y, ante todo, te enfocas a ese objetivo mientras estás creciendo, podrías llegar a tener un negocio de amplias dimensiones que aspire a llegar realmente alto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...