Implementando el CMI

La primera operación que es necesario acometer, es la de un estudio riguroso y pormenorizado de las circunstancias internas y externas de la organización, con el fin de conformar el escenario, a corto y a mediano plazo, en el que va a tener que desenvolverse la compañía.

La primera operación que es necesario acometer, es la de un estudio riguroso y pormenorizado de las circunstancias internas y externas de la organización, con el fin de conformar el escenario, a corto y a mediano plazo, en el que va a tener que desenvolverse la compañía. La implantación de un Cuadro de Mando Integral debe contemplar el respaldo de la más alta dirección basado en el convencimiento de que la implantación del Cuadro de Mando Integral no es un asunto ni técnico ni económico solamente, sino preferentemente de mejora del planeamiento de la gestión.

En primer lugar la dirección ha de tomar la decisión de cual ha de ser la unidad piloto sobre la que se aplique el Cuadro de Mando Integral; es recomendable llevar a cabo una experiencia piloto en algún área de la empresa antes de su implantación generalizada.

La planificación debe establecer las bases para dejar resueltas interrogantes tan fundamentales, como cual ha de ser el futuro modelo de unidad de negocio que se desea desarrollar y cuales han de ser la líneas básicas de actuación para conseguirlo. Por ello, y previamente a la enunciación de la estrategia, será necesario hacer un recuento de las posibilidades ofrecidas por el mercado y de las capacidades de la entidad para aprovecharlas, mediante un acopio de datos relevantes que tendrá que guardar un ponderado equilibrio entre el exceso de información y la insuficiencia de antecedentes.

En suma para la adopción del Cuadro de Mando Integral se debe seguir la siguiente secuencia tal como se presenta en el gráfico siguiente:

Secuencia de Implantación del CMI

Análisis Interno
Es necesario que todas los departamentos de la empresa cuenten con un análisis FODA considerando las Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades que puedan detectarse, cuyo análisis podrá utilizarse para establecer las bases de una estrategia correctora o de aprovechamiento.

Análisis Externo
El análisis externo debe realizar una síntesis de los aspectos Políticos, Económicos, Sociales y Tecnológicos (análisis PEST) de la región o país, la existencia de organismos oficiales y privados que puedan prestar colaboración económica, administrativa, científica o técnica, las condiciones geográficas del entorno y las noticias sobre los avances profesionales y nuevas tecnologías relativas a la actividad desarrollada por la organización.

Definir la Estrategia

Se define la estrategia de la empresa como el conjunto de perspectivas que formarán en su conjunto el Cuadro de Mando Integral. Deberá establecerse un esquema de las relaciones de vinculación entre las cuatro perspectivas que desarrolla el principio de causa-efecto y viene a suponer el auténtico motor del modelo de gestión de la empresa, por ello es un capítulo básico en los planes de formación en estrategia de la empresa para cualquier responsable. Ello conlleva a situar en el diagrama las perspectivas en la secuencia de izquierda a derecha, donde cada una de ellas va favoreciendo el cumplimiento de las perspectivas que se encuentran más a su derecha, independientemente que el cumplimiento de los objetivos de cada perspectiva ya produzca de por sí beneficios independientes.

Esta es la razón de que todas las perspectivas, y no solamente las financieras, deban formar parte de la estrategia de la organización. Los indicadores no financieros suelen denominarse indicadores avanzados porque van por delante de la rentabilidad, o sea, que si se obtiene en ellos una buena respuesta, es de esperar que se alcancen un resultado económico aceptable.

Estrategias para Implantar el Cuadro de Mando Integral.

Las estrategias deben estar formuladas y propuestas interrelacionados con los objetivos empresariales y deben estar orientadas al cumplimiento de los mismos. Estas estrategias a su vez se encuentran alineadas en el plan de trabajo o plan de negocio de la empresa. Algunas de las estrategias que pudieran implementarse dentro de la empresa contemplan un proceso de integración de todas las áreas, para ello debe elaborarse un Plan de Redes y Comunicaciones con la finalidad de integrar todos los departamentos y dependencias con el nivel central. Asimismo, la confección de un Plan de Sistemas Estratégico, permitirá determinar que tipo de software es el adecuado a nuestra compañía (sea open source o pago) de acuerdo a las necesidades y disponibilidades económicas de la empresa. Adicionalmente a estas labores, sería necesario elaborar un análisis y diagnóstico de la situación actual, la que se realiza con la finalidad de determinar el contexto en el cual se desenvuelve la institución, es decir, determina cuál es su función en el medio, su estructura orgánica y los principales procesos que se realizan para cumplir con su misión. El modelo para desarrollar las estrategias implica aceptar que la estrategia estará dirigida a conseguir éxito en los siguientes aspectos: obtener buenos resultados financieros, optimización de los procesos internos, conseguir la plena satisfacción de los clientes/usuarios y mejorar el aprendizaje y crecimiento de los empleados. Al igual que si hubiese sido planteado un objetivo concreto, la estrategia podría definirse como el conjunto de acciones, a gran escala, puestas en práctica para conseguir alcanzar la finalidad pretendida. En el caso particular del Cuadro de Mando Integral podemos definir la estrategia como las líneas principales de actuación que han de animar la gestión para conseguir las metas prefijadas. La estrategia marca el estilo de dirección, las corrientes que animarán el movimiento de los recursos, la cultura y los valores sobreentendidos cuya impronta señalarán, no solamente los métodos y las actividades, sino también el carácter y personalidad con que han de desarrollarse. La planificación de la estrategia debe realizarse, por lo tanto, al más elevado nivel de la dirección, independientemente de que se requiera la asistencia de profesionales de más bajo nivel o de algún consultor experto en gestión estratégica o en la aplicación del Cuadro de Mando Integral. Como señalamos anteriormente, conviene definir la estrategia mediante el enunciado de ciertos principios u objetivos corporativos, no necesariamente cuantificables, que señalen las líneas principales de negocio para el futuro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...