Coworking: pagar menos y trabajar compartiendo experiencias

Aunque en España no se suele hacer a menudo, y las primeras iniciativas apenas están aterrizando ahora en las grandes ciudades, en EE.UU ya lleva años demostrando ser la mejor alternativa para los autónomos. Se trata del coworking, que no son más que espacios abiertos en los que distintos profesionales comparten oficina por un precio mucho más justo que el de alquilar un espacio particular, y con las ventajas que tiene contar con segundas opiniones en el trabajo propio.

coworking

Coworking, o compartir oficina para ahorrar gastos y obtener mejores ideas

Por lo general, al coworking se unen las profesiones más creativas: publicistas, diseñadores gráficos, fotógrafos, diseñadores web, redactores… y todo lo que se les ocurra que tenga que ver con trabajos freelance que necesitan o que mejorarían con una colaboración de trabajadores del mismo sector o de otro que nada tiene que ver y que puede aportar un punto de vista externo.

Lo cierto es que por mi experiencia, he trabajado en uno de estos espacios que en Italia están muy extendidos, precisamente por lo caro que resulta en las grandes ciudades hacerse con una oficina propia en alquiler. Además, por lo general, estos espacios de coworking además de incluir la privacidad de un puesto de trabajo para cada uno de los denominados coworkers, incluyen espacios comunes, los cuales se pueden usar para reuniones o charlas con clientes, lo que hace aún más interesante la experiencia.

En España las iniciativas pueden empezar a tenerse en cuenta, ya que existen plataformas en internet en las que están empezando a surgir alternativas, como por ejemplo  Comunidad Coworking, en la que encontrarán espacios de trabajos compartidos en las principales ciudades. Y si no es su caso, habrá que seguir esperando, o porque no, ahora que los tiempos que corren exigen creatividad e innovación, pensar en crear uno propio.

Y si por ahí es por donde les parece que hay que ir en la actualidad, les cuento que el coworking exige al menos un diseño moderno en el mobiliario y sobre todo los espacios que se construyan deben ser muy abiertos y muy luminosos, aunque si no pudiese existir por la situación del local luz natural, bien se pueden colocar lámparas artificiales que simulen la luz del día. Por nuestra parte, les puedo decir que la experiencia coworking ayuda a todos los profesionales a mejorar y además es perfecta para ahorrarnos un dinero con el que afrontar el nuevo año fiscal 2012.

Imagen | Coworking Power

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...