Seguridad en las Pymes

Hoy volvemos a hablar de uno de los temas más importantes en las Pymes, la seguridad. Así pues, hoy vemos como existen dos tipologías diferentes de empleados: el empleado más torpe y el empleado demasiado listo. Y lo mejor es poner al mismo nivel a estas dos tipologías, de forma que aumente nuestra seguridad y productividad.

seguridad en las empresas entre el empleado torpe y el astuto

En muchas ocasiones en las empresas se decide no aplicar una política restrictiva al cien por cien en los accesos, a Internet, a los puertos USB, etc. De modo que la seguridad en nuestros equipos esté totalmente controlada, teniendo muy en cuenta que una gran parte de la culpa es por los comportamientos de los usuarios. Así pues, en estos casos tenemos diferentes tipos de usuarios, algunos que abarcan desde el empleado torpe hasta el empleado que realmente es demasiado astuto.

Debemos marcarnos como objetivo principal, intentar conseguir que todos nuestros usuarios se comporten de la misma forma, es decir, que vayan todos a uno, de modo que decidan aplicar los mismos criterios marcados por la propia empresa, sin tener que implementar medidas de seguridad de forma adicional. En las situaciones donde tenemos que conectar una unidad USB, para extraer algún tipo de archivo, tenemos la opción de pedirla al departamento de sistema, de forma que nos proporciona una autorizada, o también podemos solicitar permiso para usar la nuestra propia.

A continuación os vamos a mostrar una situación, la cual la podemos encontrar en miles de ocasiones en el momento en que un usuario con menos conocimientos haría un usuario torpe. En estas situaciones, la probabilidad más alta que puede suceder es que una vez proporcionada la unidad USB por el departamento de sistemas, esta queda retenida en el momento en que lo detecta el ordenador o automáticamente el antivirus ya se dedica a analizarlo o no se inicia el autor y no ofrece la solución.

El resultado en este caso se puede resolver de dos formas posibles: pidiendo ayuda a un compañero para que le ayude a grabar los archivos o se lo pide directamente al departamento de sistemas.

En cambio el tipo de usuario astuto, es decir el que tiene más conocimientos informáticos, lo más probable es decida introducir su propia memoria USB, siempre y cuando los puertos no estén bloqueados. No decidirá analizar por qué ya que simplemente utilizara su sentido común.

De modo que no existe un usuario mejor que el otro, dado que los dos son realmente un problema para la empresa y en las dos situaciones se resuelve de la misma forma: con una buena formación.

Es decir, al usuario que no dispone de tantos conocimientos es necesario quitarle algunos de sus principales temores, pero al usuario que dispone de más conocimientos hay que inculcarle que en la empresa no se puede llevar el mismo nivel que llevaría en su ámbito doméstico.

Foto: Alexandre Rangel

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...