‘Reinventar’ los clásicos, negocio seguro

Que levante la mano quien no haya jugado jamás al famoso juego de palabras Scrabble. Nada por aquí, nada por allá, puesto que la fama de este juego es prácticamente universal. Y como todo lo universal, la idea de base siempre funciona, por más que cambien los tiempos y se sofistique la tecnología. Combinar lo clásico con las nuevas tendencias es siempre un caballo ganador. Sólo así se puede explicar el increíble éxito de Apalabrados, una aplicación que se sirve del viejo juego de mesa y lo traslada a los smartphones, añadiéndole además un componente social que hace que podamos jugar por turnos con casi cualquiera, desde amigos hasta desconocidos.

Apalabrados

Aspecto que presenta este popular juego de palabras cruzadas.

Esta fue la idea que tuvo el argentino Máximo Cavazzini, fundador de la empresa Etermax, que está detrás del ‘scrabble del siglo XXI’, una aplicación que ha rebasado ya la barrera de los dos millones y medio de usuarios y que cuenta ya con más de 800.000 jugadores diarios, principalmente en España, uno de los países con mayor índice de penetración de los teléfonos inteligentes. La clave del éxito del juego de palabras cruzadas es sin lugar a duda su capacidad para haberse convertido en un juego social. El mecanismo es sencillo: sólo tenemos que decidir si buscamos un oponente al azar o si introducimos el nombre de usuario o correo electrónico de alguien que conozcamos.

La aplicación permite tener tantas partidas simultáneas como queramos, y al funcionar por turnos una partida puede durar días o bien pocos minutos, todo depende de la disposición (o el ingenio) de ambos jugadores. Además, el juego incorpora un chat mediante el cual nos podemos comunicar con nuestro adversario. Su accesibilidad y su transversalidad son las otras dos claves del éxito. Descargar Apalabrados es gratuito, aunque incluye publicidad, y podemos hacerlo desde los dos grandes sistemas operativos para smartphone: iOS y Android, lo que le da un buen margen de penetración.

De hecho, Cavazzini ha desatado cierta polémica esta misma semana al afirmar que no contempla una versión del popular juego para Blackberry «porque la plataforma está a punto de morir». En donde sí ha desembarcado recientemente es en Facebook, cuya aplicación, de momento en fase beta, no sólo nos permite jugar contra nuestras amistades en la red social, sino también contra cualquier usuario de Apalabrados que tengamos en nuestro teléfono.

El desarrollador argentino confiesa que a pesar de su gran éxito, Apalabrados, también conocido en el mercado anglófono como Angry Words -seguramente porque sigue su estela de popularidad-, no es una aplicación excesivamente rentable, aunque desde luego sobradamente sostenible. Padece un poco del mal de Facebook, a quien le costó lo suyo traducir popularidad en beneficios. Aun así, el arte de cruzar palabras parece ser un valor al alza en su nutrida comunidad de usuarios que ya empiezan a mirarlo como una forma más de socialización. Quien iba a pensar que un juego que tiene más de sesenta años podía dar para tanto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...