Kutxabank pide al Gobierno más facilidades para reabrir el grifo crediticio

Mario Fernández, presidente del banco vasco Kutxabank, pedía al Ejecutivo central una regulación estable para que pueda fluir el crédito a las empresas.

Kutxaban solicita mayor flexibilidad bancaria para dar préstamos

Durante una reunión organizada por Adegi (Asociación de empresarios de Guipúzcoa) y el banco vasco Kutxabank, Mario Fernández, presidente de esta entidad, pedía al Ejecutivo central una regulación estable para que pueda fluir el crédito a las empresas. El presidente argumenta que ante la paralización de la refinanciación del circulante, cabría el riesgo de que desaparecieran hasta el 60% de las pymes.

Una de las medidas que el dirigente del banco propone para facilitar el flujo de crédito, es que no se obligue a las entidades a provisionar por los créditos que concede a las empresas para que puedan poner en práctica sus proyectos. El Gobierno está meditando la propuesta.

En el encuentro abordaron también, los retos a los que se está enfrentando el sistema financiero español, y las muchas dificultades existentes que estancan el flujo de crédito. En relación a esto, el presidente de la asociación guipuzcoana, Pello Guibelalde, hizo un “llamamiento urgente al sistema financiero para que arbitre los mecanismos necesarios con el fin de que fluya el crédito a las empresas ante el grave problema de financiación que las ahoga y aboca a la inactividad y al cierre”.

Y es que, según el presidente de Kutxabank, la inestabilidad regulatoria es uno de los mayores problemas para reabrir el grifo crediticio.

Han habido muchos movimientos en la legislación financiera en este último año. Fernández recordaba que en menos de seis meses se habían promulgado dos reales decretos que han obligado a las entidades financieras a aumentar las provisiones por el ladrillo, y el Ejecutivo todavía no ha concretado la posibilidad de exigir también dotaciones para las actividades de refinanciación del circulante de las empresas. Aunque puede que se adopte esta última medida antes de finales de año.

No podemos estar sometidos a vaivenes continuos. Estamos tratando de buscar un régimen estable para la refinanciación de las pymes”, recalcó el presidente. Y es que para el Kutxabank estas actividades de financiación concentran ya el 90% de las operaciones crediticias que el banco tiene con las empresas. Fernández expone que “no se puede estar en la duda de si la refinanciación de las pymes deben exigir alguna provisión”, por ello están intentando convencer al Gobierno central para que no dicte esta medida. Afirmó estar llevando estas negociaciones con el Ministerio de Economía y con el Banco de España.

En palabras de Fernández, es necesario que se establezca una regulación firme a este respecto, y que se especifiquen cuáles van a ser las reglas a las que deben atenerse tanto los bancos como las empresas, ya que esta vacilación en el régimen financiero sólo genera incertidumbre: “Es vital que sepamos a qué jugamos. No puede ser que chutemos y al día siguiente nos digan que jugamos a baloncesto” ironizaba el presidente, y añadía: “Necesitamos reglas claras. No se puede estar en la duda de si la refinanciación de pymes debe exigir desde el inicio una provisión”.

En el ámbito europeo, ha señalado la problemática que viven actualmente las empresas españolas ante la poca financiación que reciben por parte del mercado exterior.

Criticó a su vez, que el Banco Central Europeo no cuente con una reserva federal, como la que tiene EE.UU, y que sus funciones se limiten casi en exclusiva a la inflación.

Así mismo, Fernández alberga una opinión muy hostil ante las políticas de consolidación fiscal que está imponiendo Alemania. Según el presidente, es incomprensible pretender que haya un crecimiento económico únicamente con una política de ajustes, “ya que los recortes llevan a un círculo vicioso”.

Recordó a su vez, que Alemania se recuperó gracias al superávit comercial que le proporcionaron los países periféricos y que ahora “debería devolver lo recibido e incentivar el crecimiento económico”. Hecho que parece poco factible mientras siga Merkel al mando, ya que ésta sabe vender muy bien el discurso de que “no vamos a trabajar nosotros para que estos sigan de fiesta y siesta”.

Por último, en el supuesto de que España pidiera finalmente el rescate, Fernández asegura que la sociedad española no está en condiciones de asumir nuevos recortes.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...