Imágenes del cuidado del medio ambiente

Como dice la canción la canción de Melissa Etheridge ‘I Need To Wake Up’, que además es la banda sonora de la película ‘Una Verdad Incómoda’, «Tengo que despertar, tengo que cambiar, tengo que sacudir, tengo que hablar, algo tiene que cambiar, he estado durmiendo y tengo que despertar ahora». Durante muchos años, la mayoría de personas no se preocupaban por el medio ambiente, ni por las consecuencias de una vida de derroche, sin tener en cuenta lo que le rodeaba ni los recursos naturales más preciados. Hasta ahora. Esto no puede continuar así, es hora de despertar y hacer un cambio.

Últimamente, ha aparecido la voz de diferentes ecologistas para alarmar de los peligros del desequilibrio y las consecuencias que ello supone para el medio ambiente. Hay que reconocer que muchos cargos políticos e incluso empresas han aprovechado esta situación con diferentes intereses. Y también se ha vendido mucho la imagen de cómo se debe cuidar el medio ambiente. Es muy importante aplicar todos los consejos necesarios, como también el sentido común para tratar de cuidar un poco mejor los recursos finitos que utilizamos. Ello no implica tener que renunciar a la calidad de vida, pero sí supone adaptarnos a la situación, intentando que ser menos agresivos y respetando más aquello que nos rodea.

En primer lugar, está el ahorro energético. Procurar no utilizar tanta electricidad, encendiendo la luz solo cuando sea oscuro, no tener la calefacción muy alta o no utilizar mucho los ventiladores o el aire acondicionado. Toda persona deberá tomar sus propias decisiones en función de su situación, solo hay que utilizar el sentido común y pensar en el planeta y el respeto de los recursos para saber qué hacer. Además, es también importante tener en cuenta estos consejos para ahorrar en la factura de la luz. Por ello, hay que desenchufar los aparatos eléctricos cuando no se estén utilizando, como el televisor o el microondas.

Y también hay otras acciones que se pueden realizar desde casa como el ahorro del agua, intentando no derrocharla. Así pues, por ejemplo, se puede poner el agua fría que sale primero de la ducha en algún cubo para usarla después en otras cosas como regar las plantas o para tirar la cadena del váter. También hay que procurar que la ducha sea rápida, que no sea un baño diario muy largo en el cual se gasta tanto agua.

Y el reciclaje. Toda persona debe ser responsable de sus residuos, reciclando aquellos que sean posibles para evitar una sobreproducción de productos finitos con un gran impacto sobre el medio. No es tan difícil y no es tan molesto el tener que dividir la basura entre plásticos, papeles y cartones, latas, cristales y orgánica. Solo hay que pensar en lo bueno que significa esta acción para realizarla con más ganas.

Y finalmente mantener una conciencia ambiental, procurar que las personas de tu entorno también sean ecológicamente responsables, que no malgasten. Para ello debes dar el ejemplo tú mismo y escuchar a las organizaciones y los partidos ecologistas, participar en plantas de árboles y en la formación de las nuevas generaciones para perpetuar un legado más equilibrado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...