Google Drive está al caer, y Dropbox mueve ficha

El lanzamiento de Google Drive, que supondrá el asalto definitivo de la empresa del buscador al mercado del almacenamiento de archivos en la nube, es inminente, ya que todos los rumores indican que la presentación definitiva podría tener lugar el próximo martes, es decir, dentro de una semana escasa. Y ya se dice que cuando las barbas del vecino veas afeitar, pon las tuyas a remojar, aunque en este caso será el gigante de Mountain View quien deberá demostrar el poder de su cuchilla ante Dropbox, compañía líder en este tipo de servicio.

Google-Dropbox

El nuevo servicio en la nube de Google se enfrenta a una dura competencia.

Entraremos enseguida en esta cuestión, pero antes quizás será mejor hacer un repaso por todas las características que ya conocemos sobre Google Drive, como que el espacio gratuito de que dispondrán por defecto todos sus usuarios será de 5 gigas, una cantidad bastante por encima de los 2 que ofrece de entrada Dropbox pero muy lejos de los 25 gb que ofrece Skydrive, de Microsoft, aunque a éste último le llueven las críticas por el lado de la gestión de los archivos.

La baza principal de este nuevo servicio de Google será sin duda alguna su nivel de integración con el sistema operativo, sea Windows, Mac o Android, con especial importancia en este último, no sólo porque es el sistema operativo de la propia casa, sino porque es al mismo tiempo el sistema operativo móvil más extendido en el mundo y lógicamente juega un gran papel en cuanto la trayectoria que en adelante seguirá la industria de los smartphones.

No es el primer esfuerzo que Mountain View hace en este sentido. Últimamente, parece ser que la estrategia que ha decidido adoptar Google es la de la concentración de servicios alrededor de una sola cuenta, de manera que usuario y contraseña sean la llave que abre la puerta de nuestro hogar virtual. Resulta por ejemplo pasmosa la facilidad con que se sincronizan las fotos que tomamos con nuestro teléfono automáticamente con nuestro perfil de Google+, o la comodidad de entrar a Google Play desde un ordenador, darle a descargar en cualquier aplicación y ver en la pantalla de nuestro móvil cómo se descarga al instante.

También es cierto que la capacidad que Google ofrece gratuitamente no es gran cosa. Aunque nos obliga a hacer difusión, Dropbox nos permite llegar hasta los 8 gigas si vendemos bien el producto entre nuestros conocidos, una cantidad algo superior a la de Drive a cambio del boca a boca, un negocio redondo. Faltará también por ver, si hay algún condicionante más a la hora de subir archivos, como sí ocurre en el servicio de Microsoft, que sólo admite archivos de hasta 100 megas.

Sea como fuere, y a muy poco tiempo para despejar toda duda, lo cierto es que Google no es cualquiera, y un lanzamiento de este calibre obliga al mercado a reaccionar todo lo rápido que sea capaz, por si las moscas. En Dropbox han sabido entender esto perfectamente y se han afanado a implementar su servicio, tal y como venía demandando el usuario. Y es que hasta ahora, para compartir cualquier archivo, era preciso meterlo en la carpeta public.

Ahora esto se acabó, ya que con tan sólo hacer clic derecho en el archivo que queramos podremos obtener su enlace público, con el que lo podremos compartir desde donde y con quien queramos. Más sencillo aún de lo que siempre fue. Lo cierto es que Drive va a encontrar en Dropbox un hueso durísimo de roer.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...