Demasiadas muertes evitables por la malaria en los países pobres

Cada 25 de abril se celebra el Día Mundial de la Malaria, y esta fecha seguirá siendo importante hasta que se consiga erradicar esta enfermedad. Según la ONU, diariamente mueren más de 1.400 niños, que califica de “tragedia monumental” ya que son vidas que se podrían salvar si hubiere un poco de interés internacional.

Malaria

Campaña del Día Mundial de la Malaria en 2010 en Kenya

La malaria, también conocida como paludismo, es una enfermedad causada por un parásito denominado Plasmodium, que se transmite a través de la picadura de un mosquito infectado, llamado Anopheles. Para que se pueda desarrollar, son necesarias más de 50 picaduras en un año. Desgraciadamente, es una enfermedad olvidada o de pobres, ya que sus casos se producen en los países subdesarrollados, pero en los últimos años, debido a la globalización, también han aparecido casos de malaria y otras enfermedades como la tuberculosis en países desarrollados.

Lo que pasa con la malaria es que los parásitos se multiplican en el hígado y después infectan los glóbulos rojos, provocando grandes fiebres, cefaleas y vómitos. Si no se trata puede provocar la muerte, ya que esta sangre alterada daña los órganos vitales. Hay fármacos que pueden curar a muchas personas, pero en algunas regiones los parásitos se han vuelto resistentes a estas respuestas. Además, la mayoría de personas no puede permitirse estos medicamentos, de modo que es necesaria la colaboración internacional. Para prevenir, se utilizan mosquiteras e insecticidas, pero aún así no se elimina el riesgo a las picaduras del mosquito.

Los más vulnerables son los niños. Por ello, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, hace un llamamiento a la ayuda internacional para frenar esta situación. Según él, es fundamental para poder reducir la tasa de mortalidad, que cayó en un 25% en todo el mundo y un 33% en África. Pero el objetivo es llegar a 0 en 2017, cosa que requiere una financiación de más de 3.200 dólares, argumentando que “en este mundo de abundancia no hay excusas para intervenir e invertir de manera inteligente”. Sin embargo, según la organización Médicos Sin Fronteras, la malaria ha aumentado en un 250% respecto 2009 en la República Dominicana del Congo, de modo que los servicios médicos están desbordados por los nuevos casos.

Aunque la malaria se encuentre en todo el mundo, sus efectos más devastadores están en África. Dado que su población no tiene recursos económicos, no puede combatir el parásito, que además frena su expansión económica al hacer que sus gentes sean vulnerables y estén enfermas. Las mosquiteras son un buen remedio para prevenir, ya que son baratas y tienen una gran duración, pero siguen sin estar al alcance de la mayoría.

La colaboración internacional es la clave para combatir la malaria, dado que los países afectados no disponen de los recursos suficientes, como por ejemplo, en el Congo, que se han multiplicado tanto los casos porque la población no puede prevenirse por los enfrentamientos militares constantes de la región. Además, por la mala situación geográfica, hay pocos servicios sanitarios. Ante esta situación, no hay que apartar la vista, sino todo lo contrario y participar en cualquier acción es la mejor opción.

Por ejemplo, está la aplicación para smartphones Byebyemosquito lanzada por la ONG WorldVision. Consiste en un juego donde hay que matar el máximo de mosquitos posibles para ganar una guitarra donada por la compañía BT Music. Además, se pueden hacer donaciones enviando un SMS por 1’42€ con la palabra MALARIA al 27070 o comprando una mosquitera por solo 10€. De modo que no lo dudes y sé partícipe en la erradicación de la enfermedad en el mundo.

Foto: US Army Africa en Flickr
Video: WorldVision

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...