Crédito privado para pymes y autónomos

Debido a la falta de crédito, Clifford Auckland dice que las pymes deben acudir a buscar créditos privados para obtener financiación y conseguir liquidez.

Clifford Auckland

Las medidas de ayuda a las pymes y autónomos que se prometían han quedado olvidadas en el tiempo, y en vez de ponerse en práctica, se han llevado a cabo posturas que están asfixiando miles de negocios, que no ven la manera de obtener una rentabilidad mínima que les mantenga a flote.

A la espera de una reforma consistente que ayude a las pymes y autónomos, incluso de una nueva Ley de emprendedores actualizada a nuestro tiempo, y sobre todo a los afectados por la actual crisis económica, sin olvidar el deseo de que el crédito bancario de liberalice y comience a correr, los consultores y abogados de Clifford Auckland, son plenamente conscientes de las dificultades por las que están pasando los autónomos por la gran carga fiscal a la que tienen que hacer frente por el parón continuado del consumo.

A ello se le une la extrema dificultad de obtener financiación hoy en día de los bancos, que desde hace cuatro años han puesto fin a su oferta crediticia. En esta situación el crédito privado mantiene abierta todo tipo de colaboración con los autónomos, simplificando los trámites y los requisitos para obtener un préstamo.

Por ello, Clifford Auckland hace un llamamiento a los autónomos y a las pymes para que acudan al crédito privado como una alternativa real y efectiva para paliar la falta de liquidez que ha hecho que muchas empresas y pequeños negocios se hundan, mientras durante años han operado con una solvencia total.

La consultora ofrece asesoramiento gratuito y un crédito adaptado a las necesidades de cualquier negocio o empresa. Los requisitos de las concesiones se adecuarán para que, en general, todo tipo de pymes y autónomos pueden acceder a la financiación sin importar sus deudas, ingresos o pertenencias a ficheros de morosidad.

Por ello, la consultora insiste en la importancia de acudir a empresas de crédito privado de reconocido prestigio y que cuenten con una larga trayectoria. Advierte del peligro de la existencia de empresas que operan sin ningún tipo de garantías, y sobre la presencia del fraude, que se aprovecha de la necesidad y desesperación por la que pasan muchas personas, para cometer abusos e irregularidades penalizadas por la Ley.

De esta manera, recomienda el asesoramiento ante cualquier tipo de sospecha, y como último recurso, la denuncia a los organismos competentes ante cualquier tipo de abuso.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...