Crea tu propia página web y compra el dominio con WebMaker

WebMaker es un servicio de pago que permite crear una página web, comprar el dominio y diseñarla con los widgets. Es la mejor manera de que una empresa también venda su imagen corporativa en Internet.

WebMaster permite crear tu propia página web con gran facilidad. Hoy día es muy importante para todos los negocios tener un espacio en Internet para darse a conocer y tener las noticias al día, actualizadas. Por eso, desde esta plataforma, se permite optimizar al máximo los recursos para crear un producto de gran calidad y que pueda servir como trampolín para la comunicación de la empresa y su imagen corporativa. Lo bueno es que se pueden incorporar todo tipo de widgets para hacer la página única, completamente diferente y original a las demás. El portal se adapta a las características y las necesidades de la empresa, a su propia personalidad, para que sea un elemento más, integrado en el conjunto del proyecto.

WebMaker

El servicio, eso sí, es de pago. Existen dos tarifas bien definidas: en primer lugar, está la opción WebMaker, que por 9’9€ al mes, se tienen 20 créditos, 300MB de espacio y 8GB de transferencia. Pero también está la opción WebMaker Ilimitado, que por 19’9€ mensuales, como su nombre indica, todo es ilimitado: créditos, espacio y transferencia.

En un primer momento, se debe escoger el sector de la empresa. De este modo aparecen unos diseños preestablecidos en función de esta característica, para guiar al cliente, para que conozca qué es lo que más se lleva y qué es lo más adecuado en su ámbito de trabajo. A continuación se deben incorporar los widgets que se deseen, como conexión con Facebook, Twitter, un mapa, información de contacto… En definitiva, se acaba de definir qué tiene la página web para hacerla lo más completa posible. Con la opción de pago de 9’9€ mensuales, el cliente tiene 20 créditos que debe ir gastando con los widgets que incorpora. En cambio, con la opción ilimitada, se pueden usar todos los widgets que apetezcan. Por último, hay que editar el texto que aparecerá, sin la necesidad de tener muchos conocimientos en el lenguaje HTML, con un editor específico para redactar y modificar los escritos.

Por último, y no menos importante, está la compra de dominios. Los más conocidos e importantes son los ‘.com, .es, .net, .org, .eu’ y cuestan unos 25€ al año, pero con el paso de los años, suelen tener un descuento, que puede llegar al máximo del 20% de la tarifa original cuando pasa una década. Por lo tanto, incluso para pequeñas empresas, no es un gasto muy grande y se puede asumir perfectamente. Si el nombre ya está registrado, desde WebMaker hay especialistas que también ofrecen asesoramiento e información para buscar otras alternativas. Una vez comprado el dominio, el usuario tiene la posibilidad de renovarlo automáticamente, trabajar con él desde un panel de control intuitivo y gestionar todo el contenido y el diseño de su página web.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...