Cómo comprar en Internet de manera segura

Con las nuevas tecnologías Internet se ha convertido en la forma más sencilla de estafar a los consumidores. Hay que tener cuidado con las páginas dónde vayamos a comprar nuestro productos y tener en cuenta una serie de consejos.

Internet

Una mujer viendo cosas por Internet en una cafetería

Las nuevas tecnologías han ocasionado nuevas formas de comprar y de vender. No es necesario salir de casa para hacer la compra, ni para comprarte el modelito que tanto deseabas. Ahora tan sólo necesitas tener conexión a Internet y un ordenador. Con estas dos cosas puedes hacer maravillas. Pero no todo es tan fácil. Debido justo a esto, la gran expansión que se ha hecho durante los últimos años en comprar y vender por la red, son muchos los cibercriminales los que se aprovechan de las buenas intenciones de los consumidores. ¿Con esto qué quiero decir? Que Internet es un buen reclamo para todas las tiendas, ya que los clientes pueden ver los nuevos productos desde sus casas y comprarlo a través de la Web sin necesidad de ir a la tienda física para adquirirlos. Obviamente es más cómodo y en ocasiones más económico, pero también tiene sus inconvenientes como son los famosos cibercriminales que lo único que quieren es quedarse con los datos personales y bancarios del cliente para así, más tarde, sustraer el máximo dinero posible de su cuenta bancaria. Por eso hay que ir con pies de plomos a la hora de comprar por Internet. Existen algunas precauciones básicas para comprar de forma segura en Internet.

Lo primero que hay que hacer es actualizar el navegador y el antivirus. Es necesario usar un navegador web moderno y actualizado en la última versión para que sea menos vulnerable. Además, de tener actualizado el antivirus para que nos alerte de los posibles virus o amenazas que lleguen al ordenador. Por ejemplo, Norton ofrece una gran cantidad de software que te ayudan a proteger tu ordenador.

Lo siguiente que hay que hacer es planificar las compras con antelación. No comprar las cosas sin pensarlo, sino solo las cosas necesarias y con tiempo. Lo mejor es que uses buscadores de ofertas para conseguir los mejores precios y tengas una mayor seguridad, como Google Shopping, Kelkoo o Twenga.

Otro de los requisitos es que compruebes las condiciones de política de comercio de la página web donde vayas a comprar. Esto sirve para conocer si la página es fiable o por si el contrario es una página donde nos pueden estafar. En España es obligado mostrar la política de la empresa de forma pública gracias a la Ley LSSI.

La cuarta precaución que tenemos que tomar a la hora de comprar por Internet es usar un buscador de reputación para entrar en las páginas webs. Una buena forma de conocerlo es usar la web WoT que analiza la peligrosidad de cualquier sitio web a partir de las valoraciones de los usuarios. Si no hay comentarios, tampoco es una buena señal. Otros buscadores de reputación son McAfee SiteAdvisor y Norton SafeWeb.

La quinta forma de comprar de forma segura en la red es darte de alta como usuario pero eso sí, sin dar ningún dato de facturación hasta el momento de pagar. De esta forma siempre quedará constancia como que tu has comprado tantos productos en esa tienda.

También hemos de comprobar que la conexión sea segura. Antes de pagar hay que fijarse en la barra de direcciones y comprobar que la página web usa el protocolo de seguridad HTTPS. Esto evita posibles fraudes.

Por otra parte, si usas teclados virtuales para introducir tus datos bancarios mejor, ya que puede que la conexión sea segura pero tu ordenador no lo sea tanto. Toda precaución es poca. Puede que desde el ordenador con el que te conectas algo este capturando las pulsaciones de tu teclado. A este tipo de programas se le llama keyloggers y aunque son legales, se pueden usar para fines poco lícitos. El antivirus Kaspersky incluye uno, además puedes hacer uso del teclado virtual de Google o de la extensión Keylogger Beater de Firefox.

Otra forma de comprar de forma segura en Internet es usar un sólo método de pago, es decir, solicita una tarjeta de crédito que puedas recargar tantas veces como quieras y que no sea la de tus ahorros. Será una buena manera de mantener tu dinero seguro.

Además, lo más aconsejable es hacer copias de seguridad de todos los recibos electrónicos y transacciones, ya sean correo, archivos PDF o números de transferencias. Todos los recibos son pruebas que más tarde, si pasara algo como un fraude, podrían servir en un juicio y se podría presentar una denuncia con todas ellas.

Por último, comprueba el estado y la autenticidad de los productos. Una vez que has recibido los productos en tu casa, comprueba que todo esta en orden y que es lo que habías pedido. Comprueba la autenticidad y la calidad del producto antes de usarlo o de romper cualquier elemento del empaquetado.

Ahora ya puedes comprar de forma totalmente segura en Internet. Sigues estos diez pasos y tus compras estarán a salvo. Pero no solo tus compras, sino tu cuenta bancaria.

Fuente / Softonic

Foto / The Sean & Lauren Spectacular

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...