ACH alerta sobre la llegada de miles de iraquís al Kurdistán

Acción Contra el Hambre reclama una acción coordinada urgente para atender a los miles de refugiados iraquís que llegan al Kurdistán.

Tristemente, Irak vuelve a centrar la atención de gran parte del mundo. Tras la polémica guerra que supuso el derrocamiento de Saddam Hussein y la salida del ejército estadounidense del país, el avance de los yihadistas y la llamada a las armas del primer ministro iraquí deja al país al borde de una nueva guerra civil entre sunís y chiís. Ante este panorama, miles de iraquís han empezado a huir de sus casas, muchos de ellos con destino al Kurdistán, lo que ha llevado a Acción Contra el Hambre a pedir una «coordinación urgente» ante la situación.

La ONG recuerda que Naciones Unidas calcula que 200.000 iraquís se han refugiado en la ciudad kurda de Dohuk y otros 100.000 han hecho lo propio en Erbil. Una situación que según Acción Contra el Hambre requiere una gran coordinación inmediata entre los trabajadores humanitarios que atienden a los refugiados y el apoyo de la comunidad internacional. Solo así, añade la ONG, se evitará un empeoramiento de la situación humanitaria de los refugiados o de las condiciones de higiene.

En un comunicado en el que reclamaba esta acción internacional. Acción Contra el Hambre explica que un equipo de refuerzo de la ONG viaja desde París hasta las ciudades kurdas donde se encuentran los campos de refugiados iraquís para estudiar sobre el terreno las necesidades humanitarias de los campos. Este grupo de refuerzo también ayudará a los trabajadores que la ONG tiene desplegados en la zona.

Según la ONG los trabajadores que ya se encuentran en Irak intentan hacer frente a las necesidades básicas de los refugiados, con el acceso al agua potable y la recuperación de los sistemas de saneamiento e higiene a la cabeza. Junto al agua y la higiene, los esfuerzos de los cooperantes se centran en ofrecer atención psicológica a los iraquís que han sufrido los ataques de los islamistas o que han tenido que huir dejando atrás sus tierras y propiedades.

De hecho, Acción Contra el Hambre colabora con las autoridades kurdas en la acogida de refugiados por el avance de las milicias del Ejército Islámico de Irak y el Levante, que en los últimos días ha controlado ciudades tan importantes como Mosul o Tikrit, aunque esta última volvió a manos del ejército iraquí. Esta derrota no ha servido para frenar el avance de los sunís -que también están presentes en Siria-, minoritarios en el país pero la rama del Islam a la que pertenecía Saddam Hussein, que dominan algunas carreteras próximas a la capital Bagdag.

Vía: Europa Press

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...