Medidas para reactivar el mercado inmobiliario

El nuevo curso político podría arrancar con medidas destinadas a la promoción del sector inmobiliario. El mantenimiento del IVA superreducido y las deducciones fiscales podrían ser las primeras medidas.

Arranca el 2012 con más incertidumbres que nunca. La liquidez no acaba de llegar, la Unión Europea sigue por hacer y España se enfrenta a un episodio de reajuste sin precedentes. A la espera de las primeras medidas económicas desarrolladas por  el Gobierno de Rajoy deberán figurar sin duda las dedicadas a fomentar el crecimiento económico a pequeña escala, pero también se impone una prioridad: estimular la demanda para la compra de vivienda, que se ha convertido en una de las peores bazas de nuestra economía.

El Presidente del Gobierno adelantaba que una de las primeras medidas que tomaría el Ejecutivo serían las destinadas a reactivar la actividad inmobiliaria, que arrastra un acumulado de casi 700.000 viviendas sin vender. Entre las principales actuaciones, el nuevo gobierno se plantea prolongar el IVA superreducido en el 4 por ciento, medida creada por el ejecutivo socialista, aunque precisando el establecimiento de un ‘límite en su precio de adquisición’.

Edificios en construcción en la Plaza Europa de l'Hospitalet de Llobregat

Sin embargo, una de las medidas más esperadas es la  deducción fiscal generalizada en el IRPF por la inversión en una residencia habitual. Esta medida no está exenta de polémica porque, para algunos, contribuyó a inflar los precios durante los años del boom, alimentando la burbuja, pero su puesta en marcha supondría un ahorro sustancial para todos aquellos contribuyentes que compren su primera vivienda o cambien de domicilio durante los próximos meses.

Pero, en realidad, ¿cuánto puede suponer el ahorro? Teniendo en cuenta que el precio medio de la vivienda en nuestro país ronda los 150.000 euros, la reducción del 4 por ciento del IVA puede suponer un ahorro de cerca de 6.000 euros a la compra, a lo que habría que añadir el ahorro acumulado por las deducciones en vivienda, que aproximadamente podrían alcanzar los 1.500 euros por ejercicio en la declaración del IRPF. Sumándolo a 20 años de duración media de las hipotecas que se firman actualmente, el ahorro acumulado puede rondar el 20 por ciento de la inversión, por lo que podría ser un acicate para todos aquellos que se debaten entre la compra o el alquiler.

En este sentido, , promotores, bancos, consultoras y agentes de la propiedad inmobiliaria (API) han recibido los anuncios del nuevo Gobierno como agua de mayo. los expertos coinciden en que el Ejecutivo debe ir más allá. Estiman que la tributación hiperreducida debe rebasar las nuevas construcciones -sometidas al IVA- y aplicarse también a las ventas de vivienda usada, actualmente sujetas al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Cualquier medida será bienvenida, pero ¿a cambio de qué?

Foto: Yearofthedragon en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...