Las implicaciones de la histórica sentencia de Estrasburgo contra las ‘Cláusulas suelo’

El Tribunal Superior de Justicia de la UE obliga a las entidades españolas a devolver lo cobrado por estas cláusulas antes del fallo del TS de 2013.

Businessman signs contract behind home architectural model

En 2013, el Tribunal Supremo ratificó la supresión de las ‘Cláusulas suelo’ tras el fallo de un juzgado que consideraba abusivas las condiciones de algunas hipotecas de entidades como BBVA. De este modo, la Justicia daba la razón a los hipotecados y condenaba a los bancos a devolver lo percibido en aplicación de dicha cláusula desde la publicación del primer fallo. Es decir, las entidades tenían que devolver las cantidades cobradas desde el 9 de mayo de 2013. Recientemente, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Unión Europea (UE) ha eliminado el principio de no retroactividad de la sentencia española. Veamos qué implicaciones tiene esta decisión.

Una lectura que beneficia a los usuarios

La Justicia española entendió que la banca no había actuado con mala praxis al mantener las ‘Cláusulas suelo’ en parte de sus créditos hipotecarios. Esta visión se sustenta sobre el hecho de que hasta la primera decisión judicial al respecto, las polémicas cláusulas eran perfectamente legales. Sencillamente, las entidades no podían seguir aplicándolas desde ese momento, si bien iría contra derecho que devolvieran lo percibido durante la vigencia de esas condiciones. Estrasburgo ha considerado, en cambio, que los intereses de los usuarios deben primar por tratarse de la parte más débil.

Hasta tres millones de españoles podrían beneficiarse de una sentencia histórica que, entre otras cosas, desautoriza claramente a la Justicia española. Se trata de algo menos del 30% de las hipotecas concedidas en nuestro país entre 2005 y 2016. Aunque no está claro cuál será el procedimiento a seguir para la devolución de lo cobrado, las entidades animan a los beneficiarios de la sentencia a acudir a las sucursales para informarse. Los bufetes de abogados recuerdan que las posibilidades de éxito para los clientes en posibles litigios son casi absolutas.

¿Podrá la banca asumir el golpe?

Los bancos no despiertan demasiada simpatía en la sociedad y suya es la mayor parte de la responsabilidad de este hecho. Con todo, no hay que olvidar que el sector financiero se halla inmerso en una larga crisis a cuenta de la actualización de su modelo de negocio tradicional. Los bajos tipos de interés han mermado sus ingresos en prácticamente todos los casos y algunas entidades todavía tienen pendiente sanear sus balances. El Banco de España cifra en 4.000 millones de euros el importe a devolver tras la sentencia comunitaria.

El dato estimado por el Banco de España es uno de los menos negativos para el sector, dado que la asociación Analistas Financieros Internacionales eleva las posibles devoluciones hasta los 4.500 millones de euros. Goldman Sachs todavía iba más lejos en un informe anterior al asegurar que los bancos se arriesgaban a tener que desembolsar hasta un tercio de sus ingresos en 2016 por este asunto. Los cálculos difieren en función de las provisiones que los bancos tengan que efectuar para asumir los pagos.

¿Cuáles son los bancos más afectados?

BBVA, por ejemplo, podría tener que provisionar 1.800 millones de euros más, siendo la entidad más afectada en términos absolutos. No obstante, el segundo banco español no es el que más preocupa porque se le presuponen recursos suficientes para cumplir la sentencia sin excesivos trastornos. Peor es el panorama que se le presenta a Banco Popular, inmerso en una profunda crisis que ha provocado incluso el reemplazo de su presidente. Este banco debería provisionar 334 millones de euros más para cubrir las indemnizaciones.

CaixaBank se situaría en un terreno intermedio y Goldman Sachs considera que precisará de 750 millones de euros en provisiones específicas para asumir el fallo. Una de las menos golpeadas sería Bankia, que ya se había preparado para abordar este frente y solo necesitaría 160 millones de euros más para dar cumplimiento a la sentencia. Por el contrario, Banco Sabadell se ha desmarcado del resto al considerar que todas las cláusulas de sus hipotecas son perfectamente lícitas. En consecuencia, la entidad catalana ha optado por agotar la vía judicial.

¿Cuándo arrancaron las ‘Cláusulas suelo’?

La presenciad de cláusulas que fijaban un tipo de interés mínimo que los hipotecados debían abonar al margen de índices como el Euribor viene de mucho tiempo atrás. Sin embargo, su aplicación a gran escala no arrancó hasta 2009, con creciente impacto en los últimos años por el desplome de los tipos de interés. De este modo, se trata de una polémica reciente que ha pillado a contrapié al sector.

Foto: © alexraths

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...