La Sociedad de Tasación constata el primer aumento del precio de la vivienda en ocho años

El mercado de la vivienda nueva creció un 2,9% en las capitales provinciales en 2015, algo que no sucedía desde 2007.

vivienda

La burbuja inmobiliaria es historia pero sus ecos seguirán acompañándonos durante mucho tiempo (y, en buena medida, es positivo que así sea). Entre 2014 y 2015 se ha puesto fin a la caída en las ventas, tanto en vivienda nueva como usada, pero quedaba pendiente la cuestión de los precios, que seguían hundiéndose. Sin embargo, los datos facilitados por la Sociedad de Tasación para el ejercicio 2015 muestran el esperado punto de inflexión en este mercado. Así, el precio de la vivienda nueva creció por primera vez desde 2007.

Si en 2014 se experimentó un descenso medio del 2,2% en las capitales provinciales, en 2015 hemos asistido a un avance del 2,9%. Traducido a cifras absolutas, este repunte supone dejar el precio del metro cuadrado en 2.052 euros. Lógicamente, las variaciones regionales son muy importantes y ni siquiera todas las regiones han visto incrementarse los precios. Once de las diecisiete autonomías españolas han cerrado el año en verde pero el resto han vuelto a registrar descensos, destacando Aragón y Euskadi (-1,1%).

En cuento a las comunidades que han vivido avances más intensos, Madrid y Cataluña copan las primeras posiciones con un 6,2% y un 4,8%, respectivamente. Aunque no se ofrecen datos definitivos al respecto, la Sociedad de Tasación ha observado que la inversión extranjera ha sido clave en el buen comportamiento de ambos mercados. No obstante, estas cifras constatan que las diferencias regionales siguen ensanchándose y que, mientras algunas autonomías parecen vivir un segundo ‘boom’ inmobiliario, otras todavía no han tocado suelo.

Desde luego, es difícil realizar una valoración integral. El rebote de un sector como el de la construcción es positivo porque su desplome fue la principal causa de la intensa destrucción de empleo experimentada entre 2009 y 2013. Sin embargo, la llegada de capitales extranjeros puede dibujar un panorama que no es tan real como parece. Si la inversión interna no repunta, los precios pueden subir sin que el mercado doméstico los acompañe. Además, la polarización de las operaciones en Madrid y Barcelona nos pide cautela.

Vía: República.com.

Foto: vivienda vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...