Curso Tu negocio online Vol. 07 – ¿Qué tipo de hosting necesitas?

Te explicamos qué es lo que tienes que tener en cuenta para poder elegir el hosting de tu página web.

Tras ayudarte a tomar decisiones importantes para la elaboración de tu negocio online, como el nombre de la página web o la extensión del dominio, ahora damos el siguiente paso hacia la elección del hosting. Este es uno de los pasos más complicados si nunca te has visto en esta situación, ya que es posible que la mitad de los términos con los que te encuentres te parezcan un galimatías. También es frecuente perderse en cuanto a los requisitos y exigencias que debe cumplir tu hosting. Por ello, te explicamos, a continuación, todo lo que necesitas saber sobre la elección del hosting para tu web.

Estima el tráfico que podrías llegar a recibir

Nunca sabes al 100% qué efecto va a tener el lanzamiento de tu web, pero, al menos, sí puedes saber cuál es tu objetivo. Hay una clara diferencia entre una página estática o corporativa que solo esperas que la visiten unas pocas personas, y una web en la que quieres que entren cientos o miles de personas no solo semanalmente sino también cada día.

Eso es algo que tienes que tener en cuenta cuando realices la contratación de tu hosting, ya que, cuanto menos cambios tengas que hacer después, más dinero ahorrarás y menos dificultades técnicas te encontrarás. Por lo tanto, intenta no escatimar en lo que se refiere al ancho de banda del hosting y el almacenamiento si tienes pensado crear una web muy grande o un portal.

¿Qué tipo de soporte necesitas?

Otro de los aspectos clave para elegir hosting radica en el soporte que va a incluir el servicio. Puede ser un hosting en el que no tengas ningún tipo de soporte. Eso significará que su precio será inferior a la media, ya que, si ocurre algún problema, tú mismo tendrás que resolverlo. Esto no se recomienda para aquellas personas que no tengan conocimientos técnicos ni sepan cómo administrar un hosting o servidor.

En el otro lado de la balanza estaría el hosting en el que se da un soporte personalizado que incluso cubre durante las 24 horas. Y, en el medio, hay servicios que aportan soporte ante posibles problemas, backups, configuración u otras situaciones que puedas llegar a vivir. Por lo tanto, es conveniente que selecciones el punto en el que encajes y que no intentes ahorrar si luego te vas a ver con problemas para poder hacer la gestión. El mantenimiento del servidor, de tu alojamiento y hosting, es algo mucho más crítico de lo que puedas imaginar, así que mucho cuidado con la elección que tomes.

¿Qué tipo de hosting te interesa?

Hay muchos tipos de propuesta dependiendo de la tecnología que se utilice. Lo más económico son los servidores compartidos, en los que tu web compartirá máquina de funcionamiento con otras páginas que podrían ser tu misma temática o distinta (no tendrás control sobre ello). En principio, que tu web comparta servidor, no tendría que afectarte en nada. Pero hay personas a las que sí les preocupa y que, por ello, prefieren adquirir un servidor dedicado.

Estos tienen un precio más alto, pero también aportan una mayor flexibilidad de uso y menos limitaciones. Piensa que el servidor privado, además, tendrá más gestión técnica, lo que nos devuelve al punto anterior del cual hemos hablado. No obstante, hay más opciones. Por ejemplo, tienes la posibilidad de contratar un VPS, un servidor privado virtual, que también son muy buena opción, pero requieren conocimientos técnicos.

Por último, los servidores en nube son muy escalables y te ayudarán a que tu negocio vaya aumentando y ampliándose con el paso del tiempo. Además, sus precios se ofrecen cada vez con mejores propuestas. A esto hay que sumar los hosting que se ofrecen con tarifas anuales y propuestas más globales. Analiza todas las opciones para decidir de forma correcta.

¿Qué aplicaciones y CMS necesitarás usar?

No menos importante, te tienes que asegurar de que el hosting que vas a elegir dispone de todas las herramientas instalables en las que hayas pensado para tu web. Lo mismo se dice del CMS, como WordPress. Es bastante frecuente que los paneles administrativos de los hosting sean muy completos y que abran una amplia serie de posibilidades, pero es mejor asegurarse de que no te vas a encontrar con que falta algo que necesitas de manera imprescindible.

Precio

Por supuesto, no puedes dejar de lado los costes. Hay muchos hosting que apuran los costes para que el coste que tengas que invertir no sea demasiado elevado. Te sorprenderás porque también habrá otros hosting que ofrecen lo mismo, pero por mucho más dinero. Por ello, es recomendable que busques mucho hasta que des con la opción que te convenza a todos los niveles. También te recomendamos estar al tanto de promociones y cupones de descuento, ya que son muy frecuentes y te permitirán ahorrar, por lo menos, en el primer pago que realices.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...