Microsoft presenta pronto la nueva versión de Windows 10

A final de junio seremos testigos de la presentación de una nueva versión de Windows 10 que vendrá cargada de novedades.

Microsoft cambió hace tiempo su estrategia con Windows y decidió que Windows 10 se convirtiera en el estándar de su plataforma, al menos por el momento. Así, los cambios que recibe el sistema y sus actualizaciones, aunque sean de gran escala, no implican un cambio drástico en el nombre. Windows 10 sigue siendo Windows 10 aunque cambie de imagen.

Y eso justamente es lo que va a hacer en las próximas semanas: disfrutar de una gran actualización gráfica que le dará un aspecto totalmente distinto. Será el día 24 de junio en un evento What’s next for Windows en el cual podremos conocer a fondo estos cambios de los que se beneficiará el ya clásico sistema operativo.

Microsoft está consiguiendo guardar en secreto muy bien todo lo que se espera de la actualización, lo cual no es habitual, lo que nos deja un poco en el aire en cuanto a qué esperar. No obstante, las teorías de los expertos apuntan a ese gran cambio gráfico que cambiará totalmente la experiencia de uso del sistema operativo que todos conocemos bien.

El nombre clave que tiene esta actualización es Sun Valley y, se dice, que dispondrá de un nuevo menú de inicio que será más dinámico e intuitivo. Si bien Windows se ha actualizado frecuentemente, las expectativas indican que esta será una de las actualizaciones más grandes que se hayan lanzado desde hace mucho tiempo. El propio Satya Nadella, CEO de Microsoft, ha dicho que “será una de las actualizaciones más significativas de Windows de la última década”.

Además del menú de inicio renovado, también se menciona que habrá una nueva versión del explorador de archivos y, esperemos, que se habilite de una vez (como dos décadas después), la forma de buscar archivos en Windows con rapidez y precisión. Otros cambios y renovaciones afectarán al centro de acción y a la barra de tareas. De todo ello se dice que están previstas dos cosas. La primera de ellas es la adopción de un estilo moderno. La segunda se trata de la incorporación de nuevas funciones que ayuden a que la experiencia de uso resulte más satisfactoria.

En principio, la actualización parece como para estar ilusionados y esperarla con ganas. Windows 10 sigue siendo un sistema operativo que funciona, pero que sorprende que tenga tantos fallos y carencias viniendo de una plataforma que lleva liderando el mercado desde hace décadas. Es hora de que Microsoft esté a la altura de lo que se espera de la empresa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...