Las mejores ideas para mejorar tu rutina diaria

Si quieres mejorar tu rutina diaria, te damos algunas recomendaciones que te vendrán como anillo al dedo.

La rutina diaria es algo que resulta recomendable para todo tipo de personas y que nos ayuda a obtener unos mejores resultados en nuestro día a día. Pero, claro está, hay muchos estilos de rutina diaria. Algunas no aportan resultados muy efectivos, mientras que otras solo necesitan un pequeño ajuste para que alcancen un rendimiento de máximo nivel. Si crees que tu rutina diaria no es la más eficiente y que deberías hacer algunos cambios, te recomendamos que sigas leyendo para que te demos consejos con los que ayudarte a disfrutar de unos mejores resultados.

Piensa que, por otra parte, estos consejos se aplican en su mayoría en el inicio de la mañana. Porque todos sabemos que una buena rutina comienza a primera hora y nos aporta beneficios a medida que va progresando la jornada.

Despiértate con margen de tiempo, pero escucha a tu cuerpo

Cada persona es un mundo en lo que se refiere a cuándo es mejor despertarse. Hay quienes prefieren ir con el tiempo muy justo y levantarse de la cama con el tiempo mínimo para hacer todo lo que necesiten antes de salir de casa y poner rumbo al trabajo. En otros casos, hay los que prefieren tener mucho tiempo de margen para poder dedicarse a todas las tareas que necesiten. También hay otro punto de vista, ya que, en ocasiones, lo que necesitamos dormir nos lo indica nuestro propio cuerpo y no nuestros deseos. De ahí que, por ejemplo, nos podamos sentir mejor si dormimos una cantidad determinada de horas que si seguimos durmiendo más tiempo de lo habitual.

No uses el móvil a primera hora

El teléfono te puede llevar a muchas distracciones y a romper la rutina que tan seriamente te has estado preparando con anterioridad. Aunque estés convencido de que el uso del smartphone no te afecta de ninguna manera, lo cierto es que los especialistas médicos dicen lo contrario. Porque, al usar el móvil cuando te despiertas, liberas dopamina que te hace sentir bien. Luego, tu propio cerebro se acostumbra a recibir esa inyección de dopamina procedente de los móviles y te vuelve a pedir otra dosis, lo que lleva a que recurras de nuevo a su utilización.

Eso acaba creando una fuerte dependencia que te lastra a lo largo del día y que provoca que tu rutina se quede a medio camino. En poco tiempo apreciarás que tu rutina se ha ido ralentizando o que hay algunas tareas de la misma que has tenido que cancelar. No tendrás que pensar demasiado para saber dónde se encuentra el problema: en el uso del móvil.

Para evitar la tentación de tener el móvil a mano cuando te despiertas, lo que recomiendan los especialistas es que tengas un reloj tradicional con alarma que sirva para despertarte en la hora. Así no podrás recurrir a la excusa de que tienes el móvil cerca porque lo usas como alarma.

Haz un poco de ejercicio al despertarte

Eso te ayudará a quitarte el lastre de la confusión de estar recién despertado. No tienes que correr una maratón, pero sí que es conveniente que hagas un poco de deporte. Así te sentirás más fresco y despierto. Hay quien recomienda hacerlo después de desayunar, pero nosotros te vamos a decir que primero hagas el ejercicio y luego desayunes tranquilamente. El orden lo puedes variar dependiendo de si es un día de semana o si es sábado o domingo, dado que tienes más margen para tomártelo con calma.

Planifica tu día

Posiblemente no sigas la misma rutina laboral o de ocio cada día. Por eso, es importante que tengas una planificación que te ayude a marcar el sendero de lo que harás durante las próximas horas. El orden es fundamental en cualquier día de la semana, hasta cuando es fin de semana. Eso te ayudará a perder menos tiempo y a establecer una mejor manera de realizar tus objetivos. Planifica de forma flexible para que luego no tengas que encontrarte en situaciones complicadas en las que veas cómo tus planes se acaban quedando a medio camino.

Sé respetuoso con tu tiempo

Cada día tiene 24 horas y una buena parte te las pasas durmiendo. Otro bloque de horas se invierte en el trabajo, así que no queda mucho tiempo disponible. Por ello, tienes que ser respetuoso con el tiempo que te queda. Eso significa ser consciente de en qué lo estás invirtiendo y así no desaprovecharlo en tareas que quizá te lleven muchas horas y que luego no te reporten nada, ni siquiera satisfacción por haber usado el tiempo en algo ocioso. Cuando tengas que introducir un nuevo plan en tu rutina, piensa bien en si se verá compensado por el tiempo que le vas a dedicar y ten siempre en cuenta la gestión de esa tarea. Ante todo, trata de estar satisfecho con tu rutina, con la forma en la que avanzas los días y con todo lo que haces.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...