Curso Tu negocio online Vol. 09 – ¿Diseño gratis o uno de pago?

Hablamos de los aspectos positivos y negativos que se producen cuando decides entre un tema de pago y uno gratuito.

Continuamos con nuestro curso de formación para que puedas lanzar tu negocio online. En esta ocasión, lo que hacemos es depositar nuestro interés sobre el diseño. Ya hemos llegado a un punto en el cual estás listo para dar un paso importante: darle aspecto a tu web. Le crearás una imagen, una estructura y un aspecto. No es fácil de hacer si no sabes diseñar páginas web, por lo que la mejor idea es que recurras a un servicio que se pueda ocupar de ello.

Valorando que no vas a ser tú mismo quien se ocupe del diseño, nos quedarán en las manos dos posibilidades: utilizar un diseño gratuito o uno personalizado. Vamos a hablar de ambas opciones para que podamos ayudarte a tomar una decisión acerca de ello.

Elegir un diseño gratis para tu página web

La opción más rápida y eficiente si estás planteándote ahorrar lo máximo posible en la producción de tu web. Los diseños gratuitos no tienen nada de malo, ni mucho menos. Hay temas gratis que son excelentes y con los que vas a obtener un rendimiento de primer nivel para tu web. Te tienes que asegurar de varias cosas antes de decantarte por uno de ellos.

Una de las recomendaciones que te hacemos es que busques un diseño gratuito que te aporte las funciones y planteamiento de web lo más parecida posible a lo que tengas en mente. Seguro que ya has pensado en un diseño, por lo que tendrás que ir comparándolo con los distintos templates gratuitos que encuentres hasta encontrar uno que encaje a la perfección.

Cuando lo hayas encontrado, no pienses que ya puedes tomar una decisión definitiva. Todavía te queda trabajo. Una de las cosas que tienes que hacer es previsualizar el diseño para asegurarte de las funciones que te aporta, los módulos, flexibilidad de ajustes de diseño o disponibilidad de widgets y plugins. A veces hay diseños que parecen muy atractivos y que luego acaban siendo un problema porque, cuando los instalas, todo está manga por hombro.

También te tienes que asegurar que ese supuesto diseño gratuito, no tiene en realidad algún modo de pago que haga que la mitad de sus funciones estén bloqueadas. Eso solo derivaría en que perderías tiempo y no sería precisamente algo agradable. Por otro lado, también es conveniente que, antes de elegir un template definitivo, te pases por las páginas de tus competidores. ¿Quién sabe si tienen el mismo diseño y acabas con una web que sea exactamente a la suya? Eso no será algo positivo por ninguno de los motivos, porque incluso podrían llegar a confundirte con su web.

En general, con los temas gratuitos, hay que tener mucho cuidado, porque hay muchas descargas que no son precisamente adecuadas. Pero si buscas bien, podrías encontrar uno que se convierta en el diseño perfecto para tu web.

Elegir un diseño de pago para tu página

Además de miles de diseños gratuitos, también hay otros tantos que son de pago. Muchas empresas los ponen a tu disposición con comodidad para que puedas elaborar páginas web personalizadas con diseños que son de una mayor calidad o que tienen más funciones. Optar por un modelo de tema de pago te puede proporcionar ventajas notables respecto a tus competidores.

Una de las grandes ventajas comprando un template de pago es que el código con el cual está diseñado suele estar mucho más limpio. Eso significa que la carga de los contenidos es más inmediata y que conseguirás unos resultados más altos en los análisis de rendimiento y velocidad que haga Google y cualquier otro organismo online. Además de esto, confiando en un tema de pago, tendrás soporte de sus creadores, quienes te ayudarán a resolver dudas, a eliminar problemas que hayas encontrado o incluso a introducir cambios y personalizaciones en el diseño.

En ese sentido, es mucho más ventajoso pagar el tema, porque ese soporte te podría llevar a ahorrar muchas horas de trabajo intentando arreglar errores que se produzcan en los temas. En los gratuitos, por ejemplo, no tendrás soporte, así que tendrías que buscar y buscar hasta arreglar lo que estuviera mal. Siguiendo con las ventajas, los temas de pago también destacan por la incorporación de widgets, herramientas y otros complementos, muchos ellos que tendrías que comprar de forma independiente para poder utilizarlos. En estos casos, son licencias que ya vienen incluidas en el producto que estás pagando.

Pero lo mejor de los temas de pago, sin duda, es que no son caros y te están ofreciendo una excelente relación calidad-precio. La seguridad que disponen también es superior, razón de más para elegir uno de estos templates y así poder estar tranquilo durante todo el tiempo que uses la web. Así que, recuerda: si bien los temas gratuitos no tienen nada de malo, lo cierto es que se acaban quedando cortos y son más recomendables los de pago.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...