Curso Tu negocio online Vol. 06 – ¿Cómo registrar un dominio?

Te enseñamos lo que tienes que hacer para registrar tu dominio paso a paso incluso si parece complicado.

El proceso de registrar un dominio puede parecer un poco complicado desde el exterior. Si nunca lo has hecho, posiblemente te imponga respeto y te haga pensar que no te gustaría cometer ningún error cuando lo hagas. ¿Pero cómo garantizarlo? Es conveniente que tengas en cuenta una serie de consejos y que te prepares para un proceso que, como vas a poder ver, no es tan complicado como puedas haber creído.

Elige un registrador

Lo primero es tomar la decisión de dónde vas a comprar el dominio. El registrador tiene que ser una entidad que te proporcione confianza, para que sepas que no se va a producir ningún incidente en el proceso. La mejor manera de asegurarte de estar tomando una buena decisión es comprobar que el registrador en el cual vas a llevar a cabo la compra, está autorizado por la ICANN. Esta es la entidad que se ocupa de supervisar y autorizar a los registradores que pueden llevar a cabo la venta de dominios.

La buena noticia es que hay muchos registradores autorizados, por lo que seguro que, en pocos minutos, encuentras uno de confianza. ¿Por qué no deberías intentar registrar el dominio en un sitio sospechoso o fraudulento? Porque puedes perder el dominio en el proceso o incluso tener problemas con el medio de pago que hayas elegido.

Comprueba tu dominio

Es posible que, en la planificación de tu web, hayas tenido en mente alguna muy buena idea. Quizá el nombre de tu dominio lo hayas visto claro y sepas cómo quieres que sea. Pero, cuando vas a registrarlo, te encuentras con que ya se encuentra registrado por otra persona. Eso puede hacer que tengas que comenzar a buscar alternativas de forma crítica. Por ello, lo que necesitas es un buen sistema de comprobación de dominios que te permita saber si la dirección en la que estás interesado, está disponible o no. Los propios registradores de los dominios suelen tener su propia herramienta para llevar a cabo este proceso de comprobación. No dudes en sacarle partido hasta que puedas tomar una decisión de cuál será el dominio que necesitas.

Elige un dominio

Hay muchos consejos para elegir dominio y, en realidad, ya te hemos hablado de ello con anterioridad. Lo que te recomendamos en este caso es que seas consciente de la importancia de buscar alternativas. Si tienes un buen nombre del que no quieras prescindir, necesitarás buscar la alternativa, que no será otra que elegir una extensión de dominio distinta.

Registra otras extensiones

Es muy probable que tu registrador te haga una oferta especial para hacer el registro de varias extensiones de dominio de manera simultánea. En ocasiones no tiene mucho atractivo, porque es probable que no necesites ninguna de las otras extensiones que te están ofreciendo. Pero no está de más que revises las distintas propuestas de extensión por si apareciera alguna que te pudiera interesar o encajar con el plan de desarrollo que tienes en mente.

¿Y si el nombre de dominio ya está registrado?

¡Es un problema! Pero puede tener solución. Te queda la posibilidad de acudir a la reventa. El propietario del dominio podría estar interesado en realizar la venta del dominio. ¿Quién sabe? Quizá se trate de la mejor decisión para ambas partes. ¿Cómo saberlo? Lo primero que te recomendamos hacer es entrar en el dominio en cuestión para ver qué hay dentro.

Si la web está desconectada o no tiene ningún tipo de contenido, significará que tendrás posibilidades para poder hacer la compra del dominio. Lo que tienes que hacer es entrar en la base de datos de Whois para descubrir la información de la dirección de dominio. Aunque muchos de los datos están protegidos, algunos sí aparecen públicamente y te ayudarán a poder contactar con el propietario. Mándale un correo y hazle una propuesta que resulte coherente. Luego tendréis la oportunidad, al menos si está interesado en la venta, de negociar.

Antes de tomar la última decisión

No des el paso hasta que hayas comprobado el historial del dominio. Puede ser que te hagas con un dominio que, en el pasado, fuera penalizado de forma grave por Google. Es posible que esto no suponga ninguna consecuencia, porque a largo plazo no acaba siendo relevante, pero nunca se sabe con qué te vas a encontrar en el historial de tu nuevo posible dominio.

Si los resultados del buscador no te aportan ningún tipo de dato sobre el pasado de tu dominio, es recomendable que eches un vistazo a Web Archive. Allí podrás ver cómo era ese dominio en el pasado e incluso si ha llegado a tener varias identidades a lo largo de los años. Es posible que, en vez de ser un problema, el pasado de tu dominio resulte algo positivo que acabe beneficiándote a la hora de construir tu nueva página web. Tampoco es algo que vaya a potenciar mucho tu SEO, pero quién sabe si podría llegar a ser una gran ventaja.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...