Consejos para no caer en scams con tu wallet

Tu wallet de criptomonedas tiene que estar siempre protegida para que no te llegues a encontrar con una estafa.

Tu wallet se convierte en una de tus posesiones más preciadas desde el momento en el que comienzas a invertir en criptomonedas. Por ello, la protegerías con la vida. Lo que deberías hacer, para comenzar, sería comprar una wallet fría que te permita tenerla a buen recaudo. Pero hay muchas personas que prefieren no hacerlo, que piensan que es complicado usarlas o que, simplemente, no tienen suficientes ganancias como para justificar otro gasto externo a sus inversiones.

Por ello, lo que tienes que hacer, al menos, es aprender cómo puedes proteger tu wallet para no caer en los muchos scams que circulan por la red. Porque, por desgracia, una vez tu wallet cae en manos de un scammer, es prácticamente imposible que la salves.

¿Qué puedo ocurrir si caigo en un scam con mi wallet?

Catástrofe. Aunque hay casos distintos dependiendo de la gravedad de la situación, lo más probable es que lo acabes perdiendo todo. Todo lo que hubiera en la wallet desaparecerá, porque alguien, quien te ha robado, estará haciendo transacciones en las que enviará todo lo que tuvieras dentro, a su propia cartera. Teniendo en cuenta que en la red crypto todo queda registrado, sería obvio pensar que resultaría fácil encontrar a esa persona para darle caza.

Pero, en realidad, no es así. Todos sabemos que la BSC y las demás redes de criptomonedas, tienen un movimiento libre y sin prácticamente ningún registro. Es complicado llegar a conseguir un nombre o algún otro dato personal de la persona propietaria de una wallet. Y los agentes de la ley no están preparados para atender este tipo de delitos, ni siquiera tienen interés o está definida una autoridad determinada que se ocupe de vigilar y castigar a quienes cometen delitos en las criptos.

Por lo tanto, la situación es difícil. Es frecuente, además, que los scammers instalen bots apuntando a las wallets que han capturado. Eso significa que, si en algún momento llegases a cobrar algún token, como por ejemplo de un juego NFT, esas criptomonedas saldrían transferidas a la wallet del scammer al instante. No tendrías ninguna forma de recuperarlas. Por ello, cuando se sufre un hackeo de la wallet, es recomendable cambiarla por una nueva. Al menos, eso sí, puedes conseguir todas las Metamask que quieras. No es mucho consuelo, sobre todo si has perdido un gran volumen de dinero, pero al menos puedes saber que dejarás el scam atrás y podrás continuar con tu vida cripto.

¿Qué hay que hacer para evitar los scams?

Hay una serie de prácticas que te recomendamos tener en cuenta:

  • Desconfía de todo el mundo: esto es imprescindible. Nunca tienes que confiar en nadie, sobre todo si alguien en Discord o Telegram te abre un privado intentando obtener tu información personal. No creas a nadie que te esté ofreciendo ayuda a cambio de darle tu frase semilla o de pinchar en un enlace. Ambas cosas pueden acabar con tu wallet totalmente vacía.
  • Cuidado con los airdrops. La idea es buena y muchos son legales, pero la mayor parte son un scam. No pienses que nadie te va a regalar nada por nada. Es posible que pienses que ese airdrop tan jugoso que te ha llegado a la bandeja de mensajes es real, porque el icono de envío es el del juego, exactamente igual. Pero, en realidad, no es real y solo tiene la intención de hacerte scam.
  • No aceptes contratos a diestro y siniestro. En tu wallet tienes un apartado donde puedes ver los contratos activos y cancelar los que no reconozcas o los que ya no estés usando. Está en los tres puntitos de arriba a la derecha. Elimina los contratos que no conozcas para que no se acaben convirtiendo en una puerta de entrada para scammers.
  • Si te han llegado criptomonedas que desconoces, no las vendas, no hagas trading con ellas. Son un gancho para poder acceder a tu wallet y robarte.

Además, no dejes rastro de tus transacciones ni las vayas aireando. Todo el mundo debería guardar la información de su wallet como oro en paño. Sabemos que todas las transacciones son públicas y quedan registradas en la BSC, pero no por ello deberíamos ir compartiendo datos o transacciones como si no hubiera ningún tipo de riesgo al hacerlo.

Otra recomendación que te podemos dar es que no compartas con nadie tu wallet incluso si tienes confianza. Hay personas que comparten su frase semilla con sus amigos, parejas o hermanos. El riesgo real no está en no confiar en la persona a la que has cedido tu cuenta, sino en que no sabes ciertamente si ese otro usuario no va a cometer un error al usar tu cuenta. Por ejemplo, esa persona podría acabar cometiendo el error de pinchar en un enlace fraudulento, registrarse en un airdrop falso o realizar otro tipo de acción que pueda llegar a poner en peligro tu cuenta.

No olvides que, como decíamos antes, tu wallet es una herramienta privada y personal que tienes que proteger en todo momento. Cuanto más paranoico seas en su protección, más posibilidades tendrás de garantizar que siempre se encontrará segura.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...