Consejos para hacer buenas publicaciones en Instagram

Si queréis disfrutar de los mejores resultados en Instagram, os damos algunas recomendaciones que podéis aplicar en vuestras publicaciones.

Si todavía no has comenzado a exprimir el potencial de Instagram para potenciar tu negocio, te vamos a dar algunos consejos que te ayudarán a sacar más partido a esta red social. Es posible que ya tengas que estar adaptando tu negocio a TikTok, por lo que, si aún estás en la casilla de salida de Instagram, no dudes en aplicar estas recomendaciones para acortar distancias con la competencia cuanto antes.

Lo primero que te recomendamos es que, antes de publicar algo, lo revises bien. La mejor manera de hacerlo es escribiendo en borrador, leyendo y volviendo a leer. Hay ocasiones en las que, a nosotros, lo que hemos escrito nos parece una genialidad, pero en realidad no sea algo tan divertido o apropiado. Es decir, nadie quiere acabar convertido en uno de esos personajes tipo Pantomima en los que sale un letrero que dice “en su cabeza sonaba bien”.

En ocasiones, lo que escribimos puede parecernos lo mejor, pero quizá hemos recurrido a una broma a destiempo o a un tipo de mensaje que resulta ofensivo sin que nos demos cuenta. Por ello, es recomendable que lo revisemos todo a fondo. Además, tengamos en cuenta que las publicaciones en redes sociales son para siempre y que, quién sabe, quizá no hoy, pero en el futuro podríamos a vernos salpicados por la polémica de algo que publicamos en el pasado.

Tenemos en mente famosos que, años después de haber hecho una publicación polémica, cuando las tornas del mundo han girado o su fama ha aumentado, se ven en problemas por algo que dijeron en el pasado. Ese tipo de situaciones hay que evitarlas por todos los medios posibles, ya que nunca sabemos qué va a terminar ocurriendo con nosotros o nuestro perfil social.

Otro de los aspectos a tener en cuenta antes de publicar es que es importante que coloquemos la parte más importante del mensaje en los primeros caracteres del texto. El motivo de ello es que la previsualización de las publicaciones de Instagram se corta y queda con el típico enlace de “leer más”. Por ello, tenemos que asegurarnos de garantizar el máximo nivel de atractivo en esas pocas palabras que aparecen en la primera parte del texto.

Tenemos que aprovechar el espacio que nos da Instagram de una manera inteligente. Por ejemplo, incorporando un enlace a nuestra biografía o a nuestra página web en la que puedan encontrar más información acerca de nuestro producto. También es importante que busquemos la interacción con las personas que nos están siguiendo o que se cruzan con nuestra publicación. Para ello, lo mejor es que utilicemos verbos e induzcamos a la acción de una manera natural. Otra forma de conseguir estas reacciones que animen alrededor de nuestras publicaciones es mediante la idea de plantear preguntas a las personas que vean nuestra publicación. Estas podrían responder en los comentarios o incluso publicar sus propias versiones de la foto o idea que nosotros hayamos generado.

Siguiendo con las ideas, hay que aprender a usar los hashtags. Algunas personas creen que si incluyen 20 hashtags llegarán a una mayor cantidad de personas. Pero lo que estás haciendo es saturar y dosificar demasiado el mensaje. Los expertos recomiendan que la cantidad de hashtags que se utilicen sea de un máximo de cuatro distintos. Además, recuerda que los hashtags tienen que estar al final de la publicación y que no son tan fundamentales como puedas creer. Incluso si solo usas un hashtag y el mensaje es bueno, la publicación podría llegar a tener un buen impacto. No te conviertas en un esclavo del hashtag.

Anima a tus seguidores utilizando concursos o ideas que puedan llevar a que se conecten mejor con tu perfil. Regala productos sencillos o incluso elementos digitales que puedan formar parte de tu negocio. Plantea cualquier tipo de iniciativa que te pueda ayudar a crear una mejor relación con las personas que están interesadas en tus publicaciones.

No te olvides de la importancia de comunicarte en la línea con las necesidades de los tiempos actuales, lo que significa usar emojis y palabras de moda o expresiones que resulten fácilmente digeribles. La verborrea es un problema para los perfiles de Instagram y no suele ser precisamente lo que acaba teniendo un impacto positivo entre los seguidores. Siempre intenta adaptar tu voz a las tendencias o necesidades que tiene cada una de las plataformas. Seguro que entiendes que no es lo mismo publicar en Instagram que hacerlo en LinkedIn. Define un estilo y mantente fiel al mismo para no confundir a tus seguidores.

Por último, trata de usar la sinergia que te ofrecen todas las redes sociales. No abuses de ese tipo de conexiones, pero aprovecha los momentos en los que creas adecuado cruzar tu perfil de Instagram con los que tienes en Twitter, Facebook u otras plataformas sociales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...