Sacyr-Vallehermoso, al acecho de Repsol

Sacyr-Vallehermoso se alía con la petrolera Pemex para controlar Repsol

Si no puedes con tu enemigo, únete a él, o al menos intenta conquistarlo desde dentro. Eso es lo que debió pensar Luis del Rivero, presidente de Sacyr-Vallehermoso, cuando decidió aliarse con la mexicana Pemex para controlar el 30 por ciento de Repsol. La operación supone un cambio radical de la estructura de poder de la petrolera, y un golpe en la línea de flotación de la posición de La Caixa en dicha empresa.

Antoni Brufau, presidente de Repsol, podría perder definitivamente el control  sobre la joya de la corona de Criteria. El acuerdo habilitará a Sacyr y Pemex para superar una participación del 30 por ciento, límite a partir del cual deberían lanzar una oferta pública de adquisición (OPA), pero suficiente para reclamar una mayoría de representantes en la junta de accionistas de la entidad.

Sede de Repsol en Madrid

De hecho, los propios firmantes declaraban que ‘aspiran a contar con una representación acorde con su participación en el capital de la entidad’, esto es, una opción preferente en el Consejo de Administración. En concreto, la constructora planea nombrar un nuevo consejero que asuma todas las funciones ejecutivas del actual presidente Antoni Brufau, lo que significaría de facto hacerse con la gestión de la compañía.

La decisión se produce a pocos meses de la entrada en vigor de la Ley de Auditorías, o ley antiblindaje, que elimina los límites a los derechos de voto a las compañías cotizadas. De esta forma, la unión de Sacyr y Pemex podrá traducirse de facto en un aumento del derecho de voto en la junta de accionistas, que podría dar un vuelco significativo al equilibrio de fuerzas del accionariado. En este sentido, La Caixa (en boca de su empresa cotizada, Criteria,  hasta ahora accionista de referencia de Repsol, con un control del 12 por ciento de la entidad), ha dado su respaldo explícitamente a la gestión llevada a cabo por Antoni Brufau.

La operación supone un auténtico desfalco para la estructura de poder de la petrolera, pero también para el tejido empresarial español. Si Criteria pierde el control de Repsol, podría perder peso también en Gas Natural, en el que la petrolera controla un 30 por ciento. Por otra parte, Sacyr Vallehermoso diversificaría todavía más su negociado hacia el sector energético, desplazando sus actividades como constructora, y pasaría a controlar, junto con Pemex, el 30 por ciento de la petrolera cotizada más relevante del parqué. Ahí es nada. Próximo capítulo en la Junta de Accionistas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...