Los mejores consejos para pasarlo bien en el trabajo

Trabajar a un buen nivel y pasarlo bien no tienen que ser dos cosas que se encuentren opuestas una de la otra.

Nuestro lugar de trabajo se convierte en el segundo lugar donde pasamos más tiempo. En muchos casos, puede ser incluso el sitio donde más tiempo estemos. Eso significa que las posibilidades de que se convierta en un foco de estrés y otras emociones negativas, son elevadas. Por ello, es importante que, sin dejar de lado la importancia de trabajar seriamente y con esfuerzo, sepamos cómo podemos pasarlo bien mientras trabajamos.

Eso hará que el nivel de productividad aumente y que las posibilidades de hacer un buen trabajo sean mayores. Toma nota de los consejos que compartimos contigo.

Oír música

La música puede acompañarte en la práctica mayoría de los trabajos. Ayuda a que mantengas la concentración, a que tu desarrollo creativo se ponga en marcha y a que estés más calmado. Eso sí, es recomendable que elijas música con la que te puedas concentrar y que no sea un tipo de melodía que te distraiga. No obstante, también hay que ser conscientes de que cada tipo de persona tiene una música que encaja mejor con lo que necesita para trabajar.

Por ello, aunque siempre gusta compartir el hilo musical con los demás compañeros de la oficina, al final lo mejor acaban siendo los auriculares y que cada persona use su banda sonora preferida. Eso asegura que todos los empleados puedan rendir al máximo nivel y que, por otro lado, no haya ningún tipo de discusión por la música elegida.

Tener un espacio para distraerse

Piensa en Google, en Apple o en Microsoft. Todas estas empresas disponen de grandes edificios en los que hay espacios de entretenimiento y distracción. Son los lugares a los que los empleados pueden ir cuando les apetezca desconectar para pasar un buen rato. Aunque para cumplir con esta recomendación hay que tener espacio de sobras, lo cierto es que puede ser muy recomendable, ayudando a liberar tensiones y a recargar energía.

Entre las recomendaciones para este espacio se incluyen sofás donde sentarse a leer libros, revistas, videojuegos, una mesa de ping pong, un futbolín, juegos de mesa u otras actividades. Asimismo, tener una máquina de café y una de bebidas frías es fundamental.

Crear vínculos entre compañeros

En Estados Unidos es muy frecuente organizar actividades en la oficina en las que participen todos los empleados. Eso fomenta las buenas relaciones entre compañeros y lleva a que se formen lazos entre ellos que ayudan a tener una mejor química laboral. Si tu empresa no tiene este tipo de actividad, quizá podrías animar a que se fomenten acciones especiales, como el día de la fiesta hawaiana o el día del disfraz.

Una forma sencilla de romper el hielo es mediante la celebración del cumpleaños de los empleados. Esto fomenta una buena relación y genera muy buenas impresiones. Además, solo requiere decorar un poco y tener una tarta que se pueda compartir después del horario laboral. Con este tipo de actividades, mejora la relación y eso ayuda a que el trabajo en equipo se lleve a cabo con mejores resultados.

Gamificar la experiencia de trabajo

La competencia sana es muy bienvenida. Se pueden crear elementos de interacción para gamificar la forma de trabajar y que los empleados tengan incentivos adicionales para esforzarse. Además, se pueden crear competiciones entre departamentos o entre divisiones. Hay que pensar que los premios no tienen que ser económicos, sino que se pueden buscar alternativas.

Lo ideal es que se acabe fomentando la buena relación entre los compañeros y que mejore esa forma de trabajar en conjunto que puede elevar el nivel de productividad de la empresa. Si piensas a fondo, es muy posible que acabes llegando a todo tipo de ideas que podrían encajar muy bien en tu tipo de empresa.

Tener una mascota en la oficina

Aunque esto tiene una serie de connotaciones importantes, como la responsabilidad de alguien que cuide de la mascota en sí misma, puede ser un gran incentivo para el entorno laboral. Con un gato, por ejemplo, todos los empleados podrían llegar a tener una dosis de cariño muy especial, dado que son conocidas como mascotas agradables que seguramente no entorpecerán en el desarrollo del día laboral.

Otra opción sería permitir que los propios empleados traigan a sus mascotas, pero sería algo más complicado de gestionar, ya que no sería una buena idea que coincidieran distintos animales al mismo tiempo. Por lo tanto, es mejor tener una mascota propia. Si no quieres nada grande, comienza con un pequeño acuario.

Personaliza tu mesa de trabajo

En tiempos pasados, era raro que los empleados pudieran tener libertad para personalizar sus mesas de trabajo. Pero los ambientes de las empresas se han ido relajando con el paso de los años. Hoy día es algo que prácticamente se permite en cualquier tipo de negocio. Puedes conseguir disfrutar de un día a día más animado si pones en la mesa objetos decorativos que te gusten, como una figurita, algún objeto o adorno que te resulte inspirador.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...