Futuros como cobertura y como inversión

Un contrato a futuro en moneda extranjera es un acuerdo de intercambio de moneda que requiere la entrega futura de una cantidad estándar de moneda extranjera en una fecha, lugar y precio determinado. Para el caso de emplearlos como cobertura es necesario adoptar una posición de sentido contrario a la que se desea cubrir.

Los futuros tienen una larga data, ya en 1919 se estableció la Bolsa Mercantil de Chicago para negociar los futuros en productos básicos. Al principio sólo se negociaban productos agrícolas y mineros; pero luego se amplió a la negociación de futuros de valores a corto plazo, oro y divisas en 1972. De esta forma quedo conformado el Mercado Monetario Internacional como una división de dicha Bolsa.

Un contrato a futuro en moneda extranjera es un acuerdo de intercambio de moneda que requiere la entrega futura de una cantidad estándar de moneda extranjera en una fecha, lugar y precio determinado. Son contratos muy similares a los contratos a plazo (forward). En los dos casos se trata del compromiso de comprar (o vender) una cantidad específica de una moneda extranjera en un fecha específica en el futuro a un precio determinado en el momento de la firma del contrato.

Los contratos a futuro constituyen un excelente vehículo para la especulación y la razón está en que mediante ellos se cierra fácilmente el apalancamiento. El apalancamiento se deriva del hecho de que el margen inicial (cantidad que efectivamente invierte el especulador) constituye por lo general menos del 5% del valor del contrato.

Futuros y opciones como  cobertura.

¿Qué es y que representa una cobertura?, la cobertura se constituye en una estrategia adoptada por el invcersor con el fin e reducir y si es posible eliminar el riesgo de una determina cartera. Esta necesidad de cobertura se basa en que se debe cubrir la inversión contra movimientos  desfavorables de los precios en el mercado.

Para realizar una cobertura debe tomarse  una posición de sentido contrario a la que se desea cubrir,  de manera  que los resultados  de ambas  se compensen  mutuamente,   manteniendo al conjunto  indiferente  a los movimientos  de precios de mercado. La idea es compensar la posible pérdida  que pudiera  sufrir  una  cartera  de renta variable, con la ganancia  obtenida  en derivados.

Cobertura con futuros

Con el fin de cubrir una cartera de renta variable con futuros  se debe vender un número  de contratos equivalente  a nuestra  posición. Vamos a ilustrar esto con un ejemplo sencillo de tal forma que podamos entender como funcionan los futuros para coberturar una determinada cartera:

Supongamos  el caso de la empresa Alfa Jet, la cual posee 100 acciones de la compañía  Redblogia, las cuales cotizan a 11.50 Euros en el mercado. Se presenta una posible caida en los precios, por lo cual es necesario coberturar el riesgo de esa posibilidad. Una manera de cubrir  este riesgo de precio consiste  en vender un contrato de futuro sobre Redblogia a un precio de 11.57 Euros. Las posiciones  resultantes  a día de vencimiento  serían las siguientes:

Si se diera el caso de la caída en los precios con venta a 11.00 Euros, el resultando en una posición de venta al contado será -50 Euros; sin embargo, al haber coberturado a futuro, la operación se convierte en una posición de +57, coberturándose con un saldo a favor de +7 Euros. Ahora como obtienes esto, pues de la siguiente forma:

Compra Inicial.
100 acciones por 11.50 Euros = 1,150 Euros
Caída en los precios:
100 acciones por 11.00 Euros = 1,100 Euros

Teniendo estos datos determinamos la pérdida:
Pérdida = precio de venta en posible caída – Precio de compra
Pérdida = 1,100 – 1,150 = -50 Euros.

La operación a futuro para cobertura sería de la siguiente forma:

Caída en los precios:
100 acciones por 11.00 Euros = 1,100 Euros
Cobertura:
100 acciones por 11.57 Euros = 1,157 Euros

Teniendo estos datos determinamos la pérdida:
Pérdida = Precio de operación de cobertura – precio de venta en posible caída
Pérdida = 1,157 – 1,100 =  57 Euros.

Donde los activos se encuentran coberturados en +7 Euros debido a la diferencia entre la operación de posición al contado (-50 Euros) menos la operación a futuro (+57).

Teniendo en cuenta lo anterior nos damos cuenta que los futuros pueden ser empelados para cobertura de posibles pérdidas; sin embargo también son útiles como una alternativa de inversión. Se presentan a este respecto tres situaciones, la primera de ellas refleja el momento en que las expectativas sobre un determinado subyacente son alcistas, si es así podrían  comprarse contratos de futuro sobre el subyacente. Por el contrario si se espera una tendencia del subyacente a ser bajista, la estrategia con futuros sería  vender contratos sobre ese subyacente. Como tercer caso se presenta la situación en el subyacente apenas fluctúe, en este caso ya no emplearíamos futuros sino opciones, asunto que trataremos en otro artículo con detalle.

Siempre tengamos en cuenta que estos contratos son estandarizados, por lo tanto es necesario buscar aquel que se adapte más a las necesidades de la operación que se pretende,  eligiendo aquellos en los que tanto los precios de ejercicio como los plazos de vencimiento  se adapten  a la estrategia de inversión planificada. La idea es aprovechar al máximo el efecto apalancamiento que estos instrumentos permiten  para obtener  un beneficio, en caso de ser precisos en la tendencia que hemos determinado.

Ahora para considerar un contrato a futuro es necesario tomar en cuenta las especificaciones de estos contratos; los cuales dependen de la moneda. Consideren también que los tipos de cambio se cotizan en términos americanos y las fechas de vencimiento son estándar (se considera el ultimo día de operaciones el lunes anterior a la fecha de vencimiento). Asimismo y como punto final es necesario entregar una garantía de cumplimiento, la cual se constituye un obligatorio un depósito de margen inicial.

Al vencimiento del contrato la entrega física es poco frecuente. La mayoría de las posiciones se cierran antes del vencimiento y los clientes pagan una comisión a sus corredores para realizar una vuelta completa y solamente se cotiza un precio.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...