Financiación espontánea

El financiamiento a corto plazo se puede clasificar de acuerdo a la naturaleza de la fuente, sea esta espontanea o no; las fuentes espontaneas forman parte de las operaciones de curso normal en la empresa.

El financiamiento a corto plazo se puede clasificar de acuerdo a la naturaleza de la fuente, sea esta espontanea o no; por ejemplo las cuentas por pagar y las acumulaciones se clasifican como espontaneas debido a su naturaleza de ser parte de las operaciones de curso normal en la empresa e implica que según la empresa cresca en operaciones estos pasivos financiaran el crecimiento de la compañía. Existen además fuentes negeociadas de financiamianto de carácter externo y consisten principalmente en créditos tanto garantizados como no garantiados (basados en activos); en este caso particular este financiamiento no es espontaneo, más bien tiene que ser convenido es decir es de naturaleza contractual.

Los pasivos a corto plazo, constituidos por la cuentas por pagar, son una forma de financiamiento espontaneo, constituyen la mayor fuente de fondos de las empresas mercantiles si hablamos en términos colectivos. Esto sucede así ya que en la mayoría de las económias se emplea el sistema de crédito automático, por el cual el proveedor entrega la mercadería y espera su pago entre 30 y 60 días.

Existen tres tipos de financiamiento agrupados en este sistema: cuenta abierta, documentos por pagar y aceptaciones comerciales; siendo el más común y empleado el de cuenta abierta por el cual el vendedor le entrega la mercancía al comprador enviándoles una guía o factura con el detalle de la compra incluyendo las condiciones de venta. Cuenta abierta signifca que el comprador no firma un instrumento formal de deuda, digamos un pagaré o letra, en este caso la entrega se basa en un estudio que hace el vendedor sobre las condiciones crediticias del comprador. La operación contablemente queda reflejada en los libros del comprador como “cuentas por pagar”.


El caso de las aceptaciones comerciales implica la firma de un documento, puede ser por ejemplo un pagaré, este sistema considera el reconocimiento de la deuda por parte del comprador. Bajo este esquema el vendedor extiende un giro a favor del comprador en el cual le ordena pagar en una fecha futura, con la condición de no entregar la mercancía hasta que el comprador acepte el giro; ahora una vez aceptado, este documento adquiere capacidad de ser negociado en el mercado del dinero por parte del vendedor en caso de incumplimiento, la venta de este documento se lleva a cabo con descuento y generalmente procede ante un banco.

Hablamos en líneas superiores sobre las condiciones de venta en la factura, estas condiciones pueden ser agrupadas de acuerdo al plazo o periodo en el cual se espera se cancele el documento y de acuerdo a las condiciones de descuento por pronto pago si se dieran. El primer grupo abarca los documentos de tipo COD y CBD, COD significa pago contra entrega (cash on delivey), aquí no hay mucho riesgo para el vendedor, el único es que el comprador rechace la mercancía pero esto seda en caso esta este defectuosa. CBD significa pago antes de la entrega (cash before delivery), este sistema implica cero riesgo. Como se ve en ambos sistemas el vendedor no otorga crédito y esto viene específicamente detallado en la factura.

El segundo grupo comprende las operaciones bajo condiciones de periodo neto, las cuales no implican un descuento por pronto pago, esto queda especificado en la factura ya que el vendedor lo expresa formalmente cuando dice por ejemplo “crédito a 30 días”.

Un tercer grupo agrupa las operaciones que implican periodos netos con descuentos por pronto pago, por este sistema el vendedor concede dos cosas: un plazo de pago y un descuento; observamos por ejemplo en algunos documentos que dice “3/10 neto 30”, esto significa que el vendedor otorga un descuento del 3% si el comprador cancela la compra antes de los 10 días, pero tiene a su vez 30 días para pagar. Hay que tener en cuenta que cuando el vendedor ofrece un descuento por pronto pago y el comprador no lo toma, este se convierte en un costo de crédito comercial, así cuanto más amplio es el periodo entre el final del descuento y el tiempo en que se paga la cuenta, menor es el porcentaje anual del costo de oportunidad para el vendedor.

El sistema de calendarización estacional, conforma el cuarto grupo, este se emplea para negocios con ventas estacionales (tales como las heladerías), la idea es motivar a los compradores a que realicen sus pedidos antes de los periodos de fuerte venta, esto significa por ejemplo, que en el caso que la estación de verano fuera entre Diciembre y Marzo, se otorgará concesiones a los compradores en la medida que si ellos hacen su pedido antes del mes de Octubre, podrán pagar por ejemplo en Febrero y con descuento, indicando que aquellos que hagan su pedido a partir de Diciembre pagarán máximo a 30 días sin descuento.

Hasta aquí hemos visto que realmente el crédito comercial es un medio de financiamiento y una fuente de fondos; sin embargo esta financiamiento no es discrecional, depende de los planes de compra de la empresa, lo que a su vez está enlazado con su ciclo de producción. Según lo que sucede en las empresas, si estas aumentan su producción o ventas directas y las correspondientes compras de materia prima o productos para la venta, aumentarán las cuantas por pagar y estas como se ha visto proporcionarán un fuente de fondos y financiamiento inmediato que no implica excesivos costos financieros y por ende es muy adecuada para las pequeñas compañías.

La idea de este tipo de sistema implica que la empresa observe una política estricta relacionada con su puntualidad para pagar las cuentas, en este caso se convertirá en una fuente espontánea de financiamiento, que variará con el ciclo de producción de manera automática y nos beneficiará con fondos con un coste de financiación casi nulo. Consideren además que no es muy recomendable “estirar” las cuentas por pagar, ello implica pagar fuera del plazo de vencimiento y puede acarrear una pérdida de la habilidad de la empresa para obtener crédito a futuro, en cuanto se pierde la relación favorable de cumplimiento crediticio con el proveedor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 2,33 de 5)
2.33 5 3
Loading ... Loading ...