Ebro Food sube a contracorriente

Ebro Food camina a contracorriente gracias a los rumores cada vez más fundado de la posible compra de adquisiciones por parte de la cervecera Damm

Justo cuando el IBEX 35 parece condenado a alcanzar el mínimo de los 10.000 puntos, algunas empresas del mercado continuo Ebro Food camina a contracorriente gracias a los rumores cada vez más fundado de la posible compra de adquisiciones por parte de la cervecera Damm. La compañía alimetentaria, fabricante y comercializadora de un abanico de marcas de arroz y pasta, y propietaria mayoritaria de las acciones de Puleva, capea el temporal gracias al soplo de aire fresco de la cerveza.

El valor ha logrado avanzar en una jornada cerca de un 2 por ciento, algo inédito según las últimas tendencias del parqué. El fracaso de la compra de la arrocera australiana Sunrise había dinamitado las expectativas de EbroFood a corto y medio plazo, pero la decisión de la cervecera Damm de adquirir parte de la participación que tiene la SEPI sobre Ebro ha reavivado la compañía alimentaria. Según datos de la empresa catalana, segundo accionista de referencia de Ebro Foods, pasaría a controlar el 10 por ciento del capital del grupo mayoritario.

Ebro Food resiste el envite del IBEX

Dichos movimientos se ha traducido en manifestaciones positivas de los fondos de inversión, que han visto con buenos ojos las entrada nuevo capital en la empresa alimenticia, después del largo contencioso que la empresa tuvo hace meses con Lactalis a raíz de su participación en Biosearch, la empresa de biotecnología desprendida de Puleva. La empresa alimentaria se desprendió del 29% del capital de Biosearch, una cifra resultante de la suma del valor contable (considerablemente inferior al valor bursátil). Se sabe que Ebro cobró 555 millones, de los más de 600 consensuados, quedando en el aire el resto de valor nominal, así como la venta del resto de la compañía, una decisión que dinamitó a medio plazo la confianza del mercado.

Parece ser que tanto los fondos como los inversores avalan la decisión de la compañía. El grupo Santander reiteró su recomendación de compra, con un precio objetivo de 18,6 euros por acción, hasta los 19,1 euros. Los analistas estipulan que su valor podría alcanzar los 18,6 euros por acción, lo que concede a la compañía alimentaria un potencial del 16 por ciento y un largo camino por recorrer con buenas perspectivas de futuro.

Según los datos a corto facilitados por Megabolsa.com, la proyección mínima de Ebro Food se mantiene alrededor de los 19 puntos, con apoyos en tendencia alcista acelerada por tendencias positivas importantes que dotan al valor de un comportamiento ‘muy técnico’ propicio para inversiones poco arriesgadas.

Foto: lafallera.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...