Dos Principios Para Valorar una Empresa

La valorización de un empresa no escapa al tema de valor y precio, puesto que incluye en su estructura una serie de bienes que sustenta su funcionamiento y son conocidos como activo y son suceptibles por tanto de formar precios.

Hace ya un buen tiempo Adam Smith introdujo el tema del valor en la Ciencia Económica, así como su diferenciación en “valor de uso” y “valor de cambio”, lo cual permite que los bienes económicos sean manejados desde la perspectiva de poseer una cualidad intrínseca y otra extrínseca. Ello se entiende en cuanto el valor de un bien viene a ser una equivalencia en relación a otro bien por el cual podamos cambiarlo.

La valorización de un empresa no escapa a este tema, puesto que incluye en su estructura una serie de bienes que sustenta su funcionamiento y son conocidos como activo y son suceptibles por tanto de formar precios y ser valorizados en unidades monetarias. Ello conlleva a pensar que las transacciones en que se valoran empresas consisten normalmente en trasmitir la propiedad de la totalidad o parte de un negocio o del capital o en el cambio de titularidad de las acciones de una compañía. Este proceso de compra y venta de acciones puede en algunos casos, determinar asumir p perder control control de la empresa o parte de ella y la potestad de disponer de los bienes y operaciones de negocio, debiendo compartir las decisiones o en su defecto consultarlas. Por otro lado este proceso implica una valoración real (tasación o peritación) para transmitir o traspasar los bienes de la empresa a tal o cual inversor, determinándose así dos tipos de valoración que implican diferentes procedimientos y técnicas para su tratamiento: la valoración de los pasivos y la de los activos de la compañía.

Para valorar la empresa debe partirse desde ciertos puntos de vista, cuatro temas esenciales a tomar en cuenta y que deben ser medidos en su perspectiva real: el primero de ellos enmarca los objetivos de la empresa, el segundo considera la estructura financiera, el tercero la política de dividendos y el cuarto engloba la determinación de valor. Aya por los años 60, la Economía Financiera comenzó a asumir un enfoque normativo y analítico; aportes como los de Solomon permitieron conocer una trilogía de cuestiones básicas en la administración financiera, obtención de financiación adecuada y al menor coste para éstas. Estas tres cuestiones están estrechamente relacionadas con la problemática de la valoración de empresas y que debe ser tomada en cuenta en caso se requiera.

En los tiempos actuales, el enfoque ha cambiado, pasando de ser uno netamente orientado a la gran empresa o a las corporaciones a enfocarse al financiación de la PYME; estas unidades productivas han adquirido una importancia fundamental, pasando a ocupar los primeros puestos en producción e importación en muchos países (principalmente latinoamericanos) y por tanto muchas de estas empresas han pasado de un ámbito local a uno internacional, accediendo muchas veces al mercado de valores; por lo tanto su valoración es de suma importancia para la ciencia financiera actual.

Ahora en este proceso de valoración debemos diferenciar claramente lo que es valor y precio, ambos no representan los mismo, el primero tiende a emplearse para determinar el precio. La distinción de estos conceptos es importante, pero debe tenerse en cuenta que están muy relacionados entre sí. El valor, a grandes rasgos, representa la tasación, algunas veces espontánea, que se hace sobre un determinado bien en base a factores más que todo subjetivos; por su parte el precio es el producto de una relación que se obtiene de las variables de mercado, el precio se aproximará al concepto clásico de precio mientras algún agente no provoque una perturbación en las cotizaciones (Oferta Pública de Adquisición o Venta), entonces el precio de mercado estará, en mayor o menor media, en función de las expectativas de esa parte negociante.

Un efecto común de esta confusión está implícito en el término “valor de mercado”. Las cotizaciones se determinan por un mecanismo denominado “mercado de valores” y se dice que son valores los títulos negociables. Hay que tener en cuenta sin embargo, que el “valor definitivo” es el resultado de un proceso negociación, en el que pueden influir muchos factores (internos como externos), pues los mercados reales jamás serán perfectos.

En el siguiente gráfico podemos visualizar un ejemplo de lo que podrían ser las funciones del valor y del precio, con respecto al tiempo de negociación, suponiendo que, en algún momento, se llega a un acuerdo. Este concepto se adapta perfectamente a lo mencionado en la teoría de juegos.

Como consecuencia de estas divagaciones, podemos decir que el valor es la consecuencia de una apreciación de una de las partes que intervienen en el proceso de valoración y que puede ser aumentada o disminuida por varios factores, como por ejemplo la impaciencia o la urgencia de contar con el bien. Por ejemplo si consideramos la urgencia de liquidez, esta puede generar una menor valoración de la empresa y esto puede saberlo el comprador, ya que supuestamente este efectúa un análisis previo de la situación..

Por el contrario el precio es resultado de la interacción entre dos partes, depende de la “valorización” que ambas partes le hayan otorgado a la empresa y de la capacidad de negociación que cada parte tenga. En el caso del dibujo la línea ondulante representa al precio que viene determinado por acciones intercambiables que cotizan en mercados organizados.

El precio depende de muchos factores y agentes y, por ese motivo, suele fluctuar. El valor, en cambio, suele ser una función más bien estable, pues dependen de un cálculo inicial y a veces de otras circunstancias previsibles. Por ejemplo el valor para el comprador puede venir determinado por las oportunidades de inversión o las posibilidades de reventa y el valor para el vendedor, por los costes de producción. En el caso de que el objeto de compraventa sea la empresa, el vendedor considerará como mínimo el importe actual de las inversiones netas, a precios de mercado, incluido el Fondo de Maniobra.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...