Consumidores: Su Comportamiento en el Mercado

Los consumidores son todos aquellos que participan en el mercado de oferta e intercambio de bienes y servicios como actores finales, demandando cantidades variables de bienes y servicios de acuerdo a sus criterios personales y necesidades. Sus criterios de adquisición se basan en preferencias tanto culturales y económicas, ellos distribuyen su renta entre los bienes y servicios que adquieren en el mercado. El proceso de decisión de los consumidores considera un ordenamiento de las preferencias sobre los bienes del mercado, una renta (ingreso) siempre limitada para adquirir los bienes en el mercado (restricción presupuestaria), un criterio de decisión (maximización de bienestar) para distribuir la renta (limitada) de acuerdo a sus preferencias individuales (elección del consumidor).

Lo anteriormente expresado nos lleva al concepto de “canasta o cesta de mercado” (ver representación gráfica inferior), esta definición en economía representa la variedad de bienes primarios (alimentos y vestido) que sirven para el desarrollo vital de los consumidores, la diferencia entre el ingreso per capita (ingreso por persona) y el valor estimado de esta canasta crea un excedente que permite adquirir bienes secundarios y determinan las preferencias de los consumidores; este concepto también esta relacionado con el “factor de bienestar” y que representa el bienestar derivado del consumo de un producto deducido el costo de su adquisición, a menor costo de un producto habrá la posibilidad de más ahorro y la consiguiente modificación de las preferencias; asimismo el ahorro proyecta una capacidad de inversión y de consumo de bienes secundarios.

consumidores1-canast-bienest.JPG

Los supuestos básicos que determinan las preferencias de los consumidores están dados por la “Completud” (Completeness), relacionado con el orden prioritario e indispensable y mediante el cual el consumidor puede asignar un orden de preferencia a todas las canastas que pueden adquirirse en el mercado. El concepto de la Transitividad se prefiere por ejemplo a que si la canasta A a la B (A P B), y la canasta B a la C (B P C), entonces se prefiere la A a la C (A P C). También hay un concepto que vemos casi todos los días y se refiere al principio de “cuanto más mejor” o premisa de la no saturación; esto esta íntimamente ligado con la preferencia del consumidor de una canasta sobre otra, si tiene, por lo menos, una cantidad mayor de uno o más bienes, sin que disminuya la cantidad o calidad de los otros. Gráficamente podemos visualizar estos supuestos:

consumidores2-supuestos.JPG

Ahora bien otro asunto es interesante es el que plantea la siguiente interrogante ¿Cuánto se debe incrementar el consumo de uno de los bienes para compensar (mantener el mismo nivel de bienestar) la reducción en el consumo del otro bien?, esto se define a través del concepto de “curva de indiferencia” la cual representa la relación de todas las combinaciones de canastas de mercado que reportan al consumidor un mismo nivel de satisfacción, bienestar o utilidad; sin embargo esta renuncia por parte de los consumidores a tal o cual bien representa la “relación marginal de sustitución» (RMS) y esta dada por la cantidad de un bien a la que está dispuesto a renunciar un consumidor para obtener una unidad del otro bien (manteniendo el mismo nivel de bienestar) (ver gráfica siguiente).

consumidores3.JPG


La cantidad demandada por los consumidores finales varía ante cambios en los precios o en los otros factores que afectan las curvas de demanda como son la renta recibida (que puede ser variable) y el precio de productos de sustitutos o complementarios. La dirección y la magnitud de la respuesta de los consumidores depende de las características específicas de la función de demanda; pero ¿como medimos estas variaciones?, a través del concepto de elasticidad, el cual trata de medir la respuesta en la cantidad demanda debido a cambios en los precios del producto o de los otros factores que afectan la demanda, este concepto esta representado por la siguiente fórmula:

EP = ( ΔQD / Q ) / ( ΔP / P ) = Δ%Qd / Δ%Pd.

Donde Δ representa las variaciones y Δ% las variaciones porcentuales.

Esta fórmula representa el cambio porcentual en la cantidad demandada en respuesta a cambios porcentuales en el precio, lo que significa que un incremento en el precio normalmente reduce la cantidad demandada (<0) en cambio el gasto total en el producto (Precio x Cantidad) puede o no incrementarse dependiendo del valor de la elasticidad precio. De la misma forma puede definirse la respuesta porcentual de la cantidad en relación a los cambios en la renta o en los precios de bienes sustitutos.

Valores de la Elasticidad Precio de la Demanda:

Ep < -1 representa que el gasto total en el bien aumenta cuando el precio se reduce.

Ep = -1 representa que el gasto total en el bien se mantiene invariable ante cambios en precios.

-1 < Ep < 0 representa que el gasto total en el bien aumenta cuando el precio aumenta.

Otra determinación no menos importantes es el concepto de elasticidad renta de la demanda que significa que un incremento en el ingreso mejora las posibilidades de consumo de todos los bienes; este concepto viene dado por la siguiente ecuación:

EI = ( ΔQ / Q ) / ( ΔI / I ) = Δ%Qd / Δ%I

Valores para Elasticidad Renta de la Demanda:

Si es > 0 para los bienes normales.

Si es < 0 en el caso de los bienes inferiores.

La elasticidad precio -cruzada de la demanda representa que cuando sucede un incremento en el precio de los bienes sustitutos se reduce el precio relativo del bien (PA/PB) y hace su consumo más atractivo.

EPAB = ( ΔQA / QA ) / ( ΔPB / PB ) = Δ%QA / Δ%PB

Valores para Elasticidad Renta de la Demanda:

Si es > 0 en el caso de bienes sustitutos.

Si es < 0 en el caso de bienes complementarios.

En suma el comportamiento de los consumidores viene dado no sólo por el precio sino por otros factores que influyen en su decisión; no siempre el precio es el factor determinante como se piensa comúnmente, existen otras preferencias como los gustos o el uso de bienes sustitutos que motivan el consumo por tal o cual bien.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...